España, 24 de Julio de 2014

  Recomiéndanos  /  Ir a Construnario

  


 Boletines
 
Mantente informado de todo lo que acontece en el mundo de la construcción. Recibe diariamente nuestro boletín. Totalmente gratuito.
 
  tu correo:  

  


 

 

 

FUENTE: Bona Ibérica, S.L.


Renovar el suelo de parquet
 
Renovar el suelo de parquet puede no ser terriblemente difícil e, incluso, divertido. Para ello es necesario tener una visión clara desde el principio sobre cómo quiere que sea el aspecto de su suelo cundo éste esté acabado. ¿Cocina o dormitorio?. ¿Quiere una superficie acabada?. ¿O quizás prefiera mejor un suelo aceitado?. Quizás escoja la sosa cáustica y el jabón. ¿Por qué no un suelo blanco aceitado?. Las posibilidades son casi infinitas. La elección depende de usted. 
Una preparación cuidadosa antes del tratamiento
Indiferentemente de cuál sea la alternativa escogida, los suelos deben ser preparados antes de que sean tratados. Todos los viejos acabados y aceites deben ser retirados y el suelo lijado para proporcionar una superficie plana y uniforme. Antes de empezar a lijar, sin embargo, son recomendables algunas instrucciones y buenos consejos sobre cómo trabajar y también sobre las alternativas de tratamiento de superficies disponibles. 

Primero es necesario asegurarse de que no hay tablas sueltas o superficies dañadas en el suelo de parquet. Si alguna parte del suelo parece suelta, golpéela con una moneda. Si suena hueco, la tabla está suelta y debe ser pegada otra vez. Esto es más fácil de hacer con cola para madera caliente. Si va a lijar tablas, debe asegurarse de que no hay clavos para afuera. Si los hay, clávelos bien para que no dañen el papel de lija. Retire también los zócalos de protección para tener acceso a todo el suelo. 

Lijado
Empiece por unir la bolsa de polvo a la lijadora. Ate los hilos fuertemente para que no se salga el polvo y, finalmente, coloque la banda de lijado de grano grueso. Levante la palanca tan alto como lo permita la lijadora para que, así, la lijadora de tambor no entre en contacto con el suelo. Entonces, retire la cobertura protectora para que quede visible la lijadora de tambor y coloque la banda de lija. Si va a lijar suelos de parquet puede empezar con lija de grano 40. Las tablas viejas de madera de pino o de abeto son normalmente bastante desiguales y requieren que empiece con una lija más gruesa, como la lija de grano 24.

Ahora es el momento de empezar a lijar. Empezando paralelamente por la parte más larga de la pared y trabajando de izquierda a derecha. Vaya hacia adelante. Continúe hasta que llegue casi hasta la pared. Levante la palanca para que el tambor no toque más tiempo el suelo, retroceda ligeramente y, cuidadosamente, baje el tambor otra vez. Continúe lijando de la misma manera a la vuelta. Lije el resto del suelo caminando hacia atrás y hacia adelante, con la lijadora de esta manera. Repase el área previamente lijada un par de centímetros cuando lija hacia adelante otra vez. Nunca se pare con la lijadora de tambor en posición inferior o dejará marcas antiestéticas en el suelo. 

Lije los suelos normales siguiendo la veta de la madera. Los suelos de tablas es mejor lijarlos en diagonal, primero con la lija más gruesa y después siguiendo la veta con la lija más fina. Si no se siente seguro acerca de la técnica, practique primero con la lija de grano más fino. Es más fácil trabajar con ella y cualquier daño que cause en los primeros intentos al cometer errores, no serán serios. Pronto tendrá la sensación de que la máquina se mueve y trabaja. Este es el momento de empezar a lijar en serio. Después del primer lijado fuerte, la mayor parte del lijado viejo ya debería haber sido retirado. Los siguientes lijados se realizan para dar al suelo una superficie perfectamente suave. 

La lijadora de tambor no llega a todo el espacio de al lado de la pared. Ahí es donde tiene que usar la lijadora de orillas. Ponga lija con el mismo grano usado en la lijadora de tambor. Lije con movimientos circulares, de derecha a izquierda siguiendo el movimiento de las manecillas del reloj. No haga presión sobre la máquina, déjela trabajar bajo su propio peso. Vacíe las bolsas de polvo de la lijadora de tambor y de la lijadora de orillas antes de empezar a lijar con lija de grano 80. El serrín que entonces entre en la bolso de polvo puede ser útil si se necesita rellenar huecos o hendiduras en el suelo posteriormente. Después matizaremos más sobre este tema. Ahora que ya ha realizado este paso, puede continuar lijando el suelo. Aspire el suelo cuidadosamente para que quede completamente limpio antes de continuar. 

Para suelos de parquet normales, lijará dos veces más. Use primero bandas de lijado de grano 80 y después de 120. Las tablas necesitan un lijado adicional. Continúe con un grano 40 u 80 y acabe con el grano 120. Si tiene tablas con huecos mayores que 2 ó 3 mm., deje los huecos como están. Cada vez que las orillas son ligadas debe ser con el mismo grano de lija que fue usado cuando lijó con la lijadora de tambor. 

Los huecos pequeños de los suelos de parquet y tablas pueden ser rellenados con el Mix & Fill de Parkett & Co. de Bona. Cuando está llenando huecos en el suelo con el Mix & Fill, haga los siguiente: vacíe la bolsa de polvo de la lijadora de orillas y coja el serrín que resulta de lijar con papel de grano 80. Mezcla el serrín con el Mix & Fill hasta que forme una pasta bastante gruesa. Recubra todo el suelo con una espátula de acero inoxidable. Deje secar. Esto debe llevar unos 30 minutos. Si hay huecos grandes puede ser necesario cubrir el suelo una vez más. 

Si el serrín de la bolsa de polvo de la lijadora de orillas no es suficiente, puede usar serrín de la lijadora de tambor. Después haga un lijado suave con la lijadora de tambor y lija de grano 120. Lije también las orillas. Los suelos de parquet son lijados a lo largo de la habitación. Use lija de grano 40, 80 y 120. Las tablas y los suelos de parquet irregulares son lijados diagonalmente con grano 24 y 40. Después son lijados a lo largo de la veta con grano 80 y 120. El suelo está ahora lijado. Si desea una superficie incluso mejor, haga un lijado adicional. Use una máquina de pulido y un tamiz de lijado de grano 150.

 

Tratamiento de la superficie
Existen varios tipos de tratamiento para suelos de madera o parquet. La elección que realice está influenciada, naturalmente, por el aspecto que desea que tenga el suelo, pero también hay otros factores a considerar. ¿Quiere un suelo que sea tan fácil de mantener como sea posible o está dispuesto a dedicar más tiempo a la manutención del suelo?. ¿Hablamos de un suelo para cocina o quizás para una sala de estar?.

 

Pavimentos acabados
Los suelos de madera necesitan un tratamiento más frecuente. Para proporcionar una superficie bella, suavemente satinada, que sea muy fácil de cuidar y que pueda soportar casi todo, se puede llevar a cabo con los productos de Parkett & Co. Esta línea de productos de Bona incluye dos acabados:
  • Super: muy adecuado para salas de estar, por ejemplo, y
  • Super Plus: más duradero y, por este motivo, una mejor elección para cocinas, halls y escaleras o cualquier otra área donde el desgaste por el suelo sea grande.  

La línea de productos también incluye un acabado para la base. Los suelos acabados requieren un mínimo de limpieza y manutención. Sólo necesita aspirar o pasar una mopa seca para mantener limpio y pasar un paño de vez en cuando con Cleaner de Parkett & Co. de Bona. 

1. Suelos lijados

Aspire el suelo lijado con esmero. Cubra el suelo la primera vez con el Bona Parkett & Co. Ground Finish de Parkett & Co. de Bona, de la misma manera que se explicó anteriormente. Deje que el acabado seque completamente, lo que lleva un par de horas aproximadamente. Ahora lije el suelo para que todos lo salientes de la madera sean retenidos para obtener una superficie plana y uniforme. Use una máquina pulidora y un tamiz de lijado, grano 150, o lije a mano. Lije hasta que la superficie quede mate. Aspire el suelo, lave con agua y seque. Una vez que el suelo esté completamente limpio, barnícelo dos veces más. Un litro debe ser suficiente para cada 8-10 metros cuadrados. 

2. Acabado superior de suelos previamente acabados

Los suelos son lijados normalmente hasta obtener una superficie lisa antes de aplicar el acabado. Si el suelo está un poco gastado, con todo, puede ser renovado considerablemente, aplicando una nueva capa de acabado por encima de la anterior. 

Preparación y limpieza. Primero debe verificar que el acabado del Suelo Super Plus de Parkett & Co. de Bona adhiere el anterior acabado. Use la botellas de acabado y el papel de lija incluido en el Repair de Parkett & Co. de Bona. Lije una pequeña área del suelo, una esquina, por ejemplo, y dele el acabado. Déjelo secar durante la noche y luego rasque la superficie con una moneda. Si el acabado permanece, entonces no ha problema en recubrir por encima la superficie anterior. De otro modo, el suelo debe ser lijado hasta desnudar la madrea. Limpie con el Cleaner de Parkett & Co. de Bona y pase posteriormente agua limpia por el suelo. 

Lijado. Ahora es el momento de lijar el suelo. Ponga la almohadilla de lijado blanca en la parte superior de la rejilla de lijado. Ponga la máquina de pulido en la parte superior. Encienda la máquina y lije el suelo hasta que la totalidad de la superficie tenga un acabado mate. Las áreas más pequeñas pueden ser lijadas a mano. Una vez que el suelo esté completamente limpio y seco, puede empezar a aplicar el acabado. 

Dando el acabado. Limpie el rodillo en agua para que no pierda pelo. Agitar el depósito de acabado y ponerlo en la cubeta. Aplicar el acabado a lo largo de las orillas con una pequeña brocha. Ahora aplique el acabado con el rodillo en movimientos cruzados. No presione el rodillo, déjelo trabajar con su propio peso. Una vez que ha barnizado 1 1/2 - 2 metros, alise el acabado con movimientos longitudinales. Continúe de esta manera hasta que todo el suelo esté acabado . Un litro de barniz es suficiente para 10 metros cuadrados. Si quiere una superficie más resistente al uso, barnice el suelo una segunda vez. 

 

2. Suelos aceitados: natural o con pigmento blanco
Un pavimento de madera aceitado es bonito y actual. El aceite acentúa el carácter de la madera y hace el suelo cómodo para caminar sobre él. Realza el tono natural de la madera del parquet y le proporciona una apariencia natural y suavemente satinada. Puede escoger entre aceite natural o con pigmento blanco y puede aplicarlo en todo tipo de maderas. Tenga en cuenta que los suelos aceitados son más sensibles a los golpes que los suelos acabados. 

Cómo aceitar. Para aceitar antes del tratamiento debe lijar hasta descubrir la madera y limpiar el suelo cuidadosamente. Aplique el aceite con una brocha a lo largo de las orillas de las paredes. Extienda el aceite uniforme y generosamente por todo el suelo. Esto se consigue más fácilmente con un paño de limpieza, pero evidentemente puede usar un paño de limpieza o una brocha. Deje que el suelo absorba el aceite cerca de media hora. Póngase los protectores de calzado y camine sobre el suelo húmedo y vuelva a extender el aceite otra vez. 

Repita este proceso varias veces hasta que el suelo ya no absorba más aceite. La cantidad requerida depende del tipo de suelo. La madera de haya necesita más aceite que el roble o el pino. Sin embargo, nunca deberá usar más de 2 1/2 dl. de aceite por metro cuadrado. Cuando el aceite ha permanecido sobre el suelo durante media hora sin que la madera absorba más es momento de retirar el exceso de aceite. Esto se puede hacer trabajando el suelo con una máquina de pulimento y una almohadilla de pulimento marrón. Pula las orillas a mano, donde la máquina no consigue llegar. 

Quite el aceite restante con paños de pulimento. Puede usar también un raspador de goma resistente al aceite o una espátula de acero ancha. No se olvide de las orillas y de las esquinas. Cuando haya acabado no debe haber exceso de aceite en el suelo. Deje que el suelo seque durante la noche. Evite caminar sobre ese suelo. Al día siguiente, puede pulir el suelo con una máquina de pulir y una almohadilla de pulimento roja. Trabaje en sentidos cruzados. las áreas más pequeñas pueden ser pulidas a mano. La última cosa que debe hacer es pulir el suelo con un paño de pulimento. 

Ponga el paño de pulimento en el suelo. Ponga una almohadilla de pulimento por encima. Doble una esquina del paño de pulimento por encima de la almohadilla y, posteriormente, sitúe la máquina de pulimento por encima. Pula el suelo hasta obtener una superficie regular. Las áreas más pequeñas pueden ser pulidas a mano. Dé tiempo al aceite para secar completamente hasta el próximo día. Como alternativa, los suelos de haya y pino pueden ser tratados con sosa cáustica antes de aplicar el aceite. La sosa cáustica clarea el suelo y previene el amarilleamiento. 

 

3. Tratamiento del suelo con sosa cáustica y jabón
Si quiere que su suelo tenga un maravilloso aspecto de viejo, puede escoger el tratamiento con sosa cáustica y jabones. El resultado es una apariencia clásica, con colores llenos de luz. Este método puede utilizar sólo en suelos de pino y abeto lijados y homogéneos. Para mantener este bello acabado es necesario un mantenimiento regular. 

Preparación. Aspire el suelo lijado suavemente. Agite el depósito de sosa cáustica con mucho cuidado. El depósito de sosa cáustica también contiene cal cáustica que puede ser mezclada con la sosa cáustica. La cal cáustica le da al suelo un aspecto más blanco. Pong la sosa cáustica en el balde de plástico. Revuelva la sosa cáustica ahora y después para que esté siempre bien mezclada. Extienda la sosa cáustica en pinceladas uniformes a lo largo de la veta de las tablas. Trabaje despacio y metódicamente hasta que todo el suelo esté cubierto de sosa cáustica. 

Deje que el suelo seque por lo menos durante tres horas y luego aplique sosa cáustica una vez más. Un litro de sosa cáustica es suficiente para 8-12 metros cuadrados. Deje que el suelo seque durante un día. Ahora, use la máquina de pulimento y una almohadilla de pulimento roja hasta que la superficie parezca lisa. Esto produce una gran cantidad de polvo, así que use una mascarilla. Cuando haya acabado, aspire cuidadosamente. Las áreas pequeñas pueden ser trabajadas a mano. Cuando el suelo ha sido tratado con sosa cáustica, es el momento para el tratamiento con jabón.

Tratamiento de jabón. Agite el depósito cuidadosamente y mezcle un litro de jabón con 5 litros de agua fría. Extienda la mezcla de jabón a  lo largo de la longitud de las tablas usando una mopa de pulimento o un paño. Deje que el suelo seque por lo menos una hora y repita el tratamiento de jabón 2-3 veces. Cuando el suelo está preparado debe ser lijado para obtener un acabado completamente regular. Es mejor usar una máquina de pulimento y una almohadilla de pulimento roja. Pula las tablas a lo largo de su longitud. Acabe el pulimento con un paño de algodón. Las áreas más pequeñas pueden ser pulidas a mano.

 

Manutención 
Para obtener un suelo bonito y nuevamente renovado necesita hacer un mantenimiento de vez en cuando. Parkett & Co. le puede ofrecer una completa gama de productos para mantenimiento y limpieza especialmente concebidos para suelos de madera.
Cuidados y manutención de pavimentos acabados
Aspirar es el mejor método de limpieza para limpiar suelos barnizados. Si es necesario, el suelo puede limpiarse con una mopa húmeda. Use el Cleaner de Parkett & Co. de Bona. Si derrama algo en el suelo, límpielo lo antes posible. Si descubre manchas, quítelas con el Stain Remover de Parkett & Co. de Bona. Después de unos años, si el suelo ha sido rayado puede usar Freshen Up de la misma firma, haciendo que el suelo parezca fresco y nuevo otra vez. Usar este producto es tan fácil como la limpieza normal del suelo.
Cuidados y manutención de un suelo aceitado
Aspirar es el mejor método para limpiar suelos aceitados. Ocasionalmente, el suelo puede necesitar ser pasado con agua. Entonces debería añadir aceite Cleaner de Parkett & Co. de Bona al agua. 3 dl. de este aceite y 5 litros de agua es una mezcla adecuada. Los suelos aceitados necesitan, a veces, una nueva capa de aceite. En residencias, aceitar el suelo cada año es, normalmente, una manutención suficiente. Debe usar Maintenance Oil de Parkett & Co. de Bona.
Cuidados y manutención de un suelo enjabonado
Aspirar es el mejor método para limpiar suelos enjabonados. Haga un mantenimiento regular con Floor Soap de Parket & Co. de Bona durante los primeros meses. Use 0'3 litros de jabón para el suelo por cada 5 litros de agua. Después de un tiempo, conseguirá una superficie duradera en el pavimento tratado con jabón y no necesitará ser enjabonado tan a menudo.

 

Volver