Abrir menu
Productos
19 Jun '13

Cómo refrescar el hogar de forma económica, ecológica y saludable

Ventiladores de techo: refrescar, iluminar y decorar


Con la llegada del buen tiempo y el aumento de las temperaturas, los hogares acumulan calor y se calientan progresivamente. Una forma saludable y sencilla de mantener fresca la casa es el uso del ventilador de techo.

Desde que, en 1882 se creara el primero de estos aparatos, la industria no ha dejado de evolucionar y de mejorar, convirtiéndolos en la fórmula más económica, ecológica, saludable y decorativa de refrescar espacios.

Este es el caso de Faro Barcelona, empresa que desde hace más de 60 años, fabrica ventiladores que son un referente no sólo por sus diseños, sino también por la calidad de los materiales y la incorporación de la última tecnología: LED para contribuir al ahorro energético y motores DC para aumentar la durabilidad de los ventiladores y hacerlos más silenciosos.

Actualmente, la empresa ofrece diferentes estilos, tipos y tamaños, para cubrir cualquier necesidad estética que se presente.

El ventilador de techo, una solución económica

Los ventiladores de techo ofrecen una agradable sensación de frescor de una forma económica. Un ventilador funcionando a velocidad media consume entre 20 W y 60 W, lo que supone un ahorro de energía de hasta un 47% frente al aire acondicionado.

Además, el uso de ventiladores de techo no solo contribuye al ahorro doméstico sino que beneficia también al medioambiental ya que el impacto sobre éste es mucho menor que en el caso del aire acondicionado.

El ventilador de techo, una solución saludable

Los ventiladores de techo refrescan sin provocar sequedad en el ambiente que puede afectar a los ojos o a la garganta y también evita los resfriados, ya que las corrientes de aire no son excesivamente frías. La brisa de aire que generan las aspas del ventilador al girar provoca una agradable sensación de frescor, percibiendo un descenso de la temperatura de hasta 8°C menos.

El ventilador de techo, una solución decorativa

En 1882 Philip Diehl inventó el primer ventilador de techo eléctrico y desde entonces, el sector de la ventilación ha evolucionado hasta conseguir piezas de diseño, que se adaptan a todos los ambientes interiores y exteriores.

Actualmente, podemos encontrar ventiladores de diferentes colores, tamaños y con diseños y estilos muy variados (clásico, retro, moderno, infantil, colonial, para exteriores…).

El ventilador de techo permite aportar personalidad a la estancia donde se instala, como una pieza más de la decoración. Además, si el elegido tiene luz incorporada, cumplirá una triple función: refrescar, iluminar y decorar.
Solicitar más informaciónConsultar web de la empresa
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

42.500 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción

SUSCRÍBETE