Abrir menu
Empresa
23 Abr '18

CONAIF colabora en el Informe de prospección y detección de necesidades formativas

Las necesidades formativas de los fontaneros españoles se centran en los nuevos materiales y tecnologías, la eficiencia energética y el manejo de herramientas profesionales

La fontanería necesita profesionales formados en nuevos materiales, nuevas tecnologías, energías renovables y eficiencia energética, así como en el manejo de nuevas herramientas, entre otras áreas. Así lo pone de manifiesto un Informe elaborado por el SEPE del Ministerio de Empleo y Seguridad Social que ha contado con las aportaciones y colaboración de CONAIF como organización de referencia de los instaladores españoles.

La edición 2017 del Informe de prospección y detección de necesidades formativas, que elabora el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), dependiente del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, ha contado con la colaboración de CONAIF en las partes dedicadas a las instalaciones de agua y clima (frío/calor). El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha confiado en esta organización empresarial por ser la más representativa del sector de las instalaciones en España.

El Informe recoge las ocupaciones con mejor situación en el mercado de trabajo (tanto a nivel nacional como provincial) y un diagnóstico de sus necesidades formativas actuales así como de las tendencias y previsiones a corto y medio plazo, que servirán para la programación de la oferta formativa.

El objetivo de este trabajo ministerial es que la formación que se imparta en España responda a un diagnostico de la realidad, con un análisis de las necesidades actuales y futuras de empresas y trabajadores.

Las aportaciones de CONAIF – basadas en las respuestas de sus asociaciones y federaciones de instaladores tras ser consultadas - se han centrado en los apartados dedicados a la formación de los Fontaneros y de los Instaladores de Refrigeración y Climatización.

Fontanería y fontaneros

Respecto a los primeros, en el Informe de 2017 se detectan necesidades formativas en las siguientes áreas técnicas/profesionales:

- Nuevos materiales y manejo de herramientas.
- Nuevos elementos en tuberías.
- Nuevas tecnologías de tratamiento de agua.
- Energías renovables y eficiencia energética, haciendo hincapié en lo relacionado con los dispositivos para fugas de agua.
- Aplicaciones del entorno BIM para planos.
- Instalaciones sanitarias amparadas bajo el Código Técnico de la Edificación.

También se advierte la necesidad de formación de los profesionales en otro tipo de competencias, consideradas transversales y complementarias, pero importantes también para otro de los perfiles del instalador: el de empresario.

Entre ellas los idiomas (inglés, francés, alemán), la ofimática y tecnologías de la información a nivel usuario (procesadores de texto, hojas de cálculo, bases de datos, correo electrónico), los aspectos normativos (PRL, sistemas de calidad, creación de empresas) y de las Administraciones Públicas (subvenciones, derechos y deberes de los autónomos…).

En cuanto a las cifras de ocupación referidas a la fontanería, en 2016 se realizaron en España un total de 24.187 contratos a 16.784 personas, casi un 2% más que el año anterior. De ellos, más de 7.300 fueron para contratar a mayores de 44 años y algo más de 8.300 a personas entre 30 y 39 años, mientras que apenas fueron 1.500 los contratos que se hicieron a personas con edades entre los 18 y 24 años.

Por sexo, las contrataciones fueron mayoritariamente masculinas. Tan solo hubo 188 contratos formalizados a mujeres fontaneras en toda España.

Y por comunidades autónomas destacaron Andalucía, Comunidad Valenciana, Comunidad de Madrid y Cataluña, por este orden, con 5.999, 2.897, 2.785 y 1.457 contrataciones respectivamente.

Madrid fue también la comunidad autónoma donde más se redujo el paro entre los fontaneros en 2016, un 23,50%. A 31 de diciembre de 2016 estaban registrados un total de 17.964 parados de esta ocupación en toda España, lo que supone casi un 20% menos con respecto al año anterior.

Estos datos permiten a CONAIF realizar una fotografía bastante aproximada de la profesión. La fontanería a día de hoy evidencia un problema generacional, con pocos accesos nuevos de jóvenes al mercado laboral, está desempeñada mayoritariamente por hombres y mejora progresivamente, en cuanto a cifras de empleo, respecto a ejercicios anteriores.

Instaladores de Refrigeración y Climatización

Por lo que a los Instaladores de Refrigeración y Climatización respecta, las necesidades formativas detectadas y recogidas en el Informe se centran en determinadas áreas técnicas/profesionales como éstas:

- Nuevas tecnologías, que sustituirán a los sistemas de refrigeración actuales por otros de mayor eficiencia energética. Y nuevos gases refrigerantes, que en 2021 serán diferentes y la maquinaria tendrá que adaptarse a este cambio.
- Energías renovables con fines térmicos y eficiencia energética.
- Electricidad adaptada a las instalaciones de frío y climatización para poder instalar, reparar y mantener los equipos.
- Automatismos y control de las instalaciones.

Y también se detallan otras necesidades formativas, de tipo transversal, que tienen que ver con la ofimática, la normativa técnica, la gestión empresarial, las técnicas comerciales y las estrategias de ventas, entre otras áreas.

Los datos de ocupación de los instaladores de Refrigeración y Climatización reflejan que en 2016 se realizaron en España 14.975 contratos a 10.647 personas, lo que supone un ligero descenso, del 0,66%, respecto a los resultados del año anterior.

De esos contratos, más del 90% se hicieron a varones y solo 169 fueron firmados por mujeres.

Al igual que ocurre con los instaladores de fontanería, los datos referidos a los instaladores de refrigeración y climatización ponen de manifiesto que la mayor parte de las nuevas contrataciones – algo más del 70% - se centran en un rango de edad a partir de los 30 años y en adelante.

A 31 de diciembre de 2016 estaban registrados un total de 4.927 parados de esta ocupación en toda España, lo que supone casi un 20% menos con respecto al año anterior. El año 2012 marcó un punto de inflexión en cuanto a cifras de paro, a partir de entonces cada año se ha ido reduciendo más la cifra hasta llegar al dato antes citado.

Andalucía (3.794), Comunidad de Madrid (2.259), Cataluña (2.253) y Comunidad Valenciana (1.739) lideraron por este orden el ranking de contrataciones en 2016.
Solicitar más informaciónConsultar web de la empresa
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

42.500 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción

SUSCRÍBETE