Abrir menu
Novedad
16 May '18

Rampas de carga, ¿Cómo elegir la mejor?

Si hay algo que pueda resolver de manera efectiva los desniveles del suelo a los vehículos de carga, tales como furgonetas o vehículos, esas son las RAMPAS DE CARGA

Las rampas de carga son esos aliados que ocupan muy poco espacio y aportan una solución práctica y rápida al gran problema de la carga, facilitando el trabajo enormemente.

Además, la carga y descarga de vehículos es una tarea que se puede llevar a cabo por empresas de muchos ámbitos diferentes y de diferentes sectores muy diversos.

Desde empresas de mudanza, en las que la carga y la descarga constituye una de las tareas principales, a empresas del sector de la construcción en las que el transporte y la carga y descarga de la herramienta de trabajo, es una más de las muchas tareas que requieren esfuerzo físico para el trabajo.

Es por ello que es imprescindible para este tipo de trabajos, disponer de rampas de calidad, duraderas y ligeras en las que poder confiar y que además se puedan transportar cómodamente.

Para ello es muy importante elegir la rampa que mejor se adecúe a lo que vamos a necesitar.

Normalmente necesitaremos una pareja de rampas y deberemos fijarnos prioritariamente en las siguientes características técnicas:

1. Las medidas de las mismas, teniendo en cuenta que a mayor longitud, la capacidad de carga disminuirá. Es importante calcular de antemano cuál es la mejor opción para cada caso, teniendo siempre en cuenta la máquina que se va a desplazar por las rampas.

2. La capacidad por pareja según la distancia de los ejes. Viene indicada en kg. y se trata de la capacidad que tiene una pareja de rampas para soportar una carga dependiendo de la distancia que exista entre los ejes de las ruedas de la máquina a cargar. A mayor distancia, será mayor la capacidad de las rampas.

3. La capacidad dependiendo de la carga concentrada: Son los kg. que puede soportar cada rampa en el caso hipotético de la que la carga no estuviera repartida.

4. El peso de la rampa también es una de las características que deberemos tener en cuenta, puesto que habrá que moverla, desplazar la y transporr¡tarla, ofreciéndonos más facilidades cuanto más ligera sea.
Normalmente, las rampas de carga no son muy pesadas. Particularmente, la línea de rapas fijas de aluminio de Svelt son ultraligeras y resuelven grandes capacidades de carga de hasta 2.991 kg.

Para su mejor transporte, Svelt también cuenta con una línea de rampas plegables cuya capacidad es sensiblemente menor a la de las rampas fijas, pero que sin embargo, son mucho más fáciles de transportar dado el reducido espacio que ocupan al poder plegarse gracias a la bisagra que incorporan en su centro.

También es importante determinar el uso que se le va a dar a la rampa y su finalidad, puesto que eso puede determinar otras características menos generales y más específicas como el material de la rampa, si la superficie debe de ser antideslizante o si debe llevar borde o no.

Por lo tanto, y como en la mayoría de los ámbitos, hay que tener presente la finalidad que se persigue para llevar a cabo la mejor decisión.
Solicitar más informaciónConsultar catálogo MultiformatoConsultar web de la empresa
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

42.500 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción