Abrir menu
Empresa
12 Jul '18

Actiu recupera en su 50 aniversario la Venta Flores, un espacio cultural, de formación y exposiciones

El estudio de arquitectura AbyRG - ARQUITECTURA by ROBERTO GARCIA confiere una segunda vida a una alquería del siglo XIX que renace como foco cultural de referencia

La celebración del 50 aniversario de Actiu, compañía especializada en el diseño y fabricación de mobiliario para espacio de trabajo y colectividades, sirvió de marco para la presentación de un nuevo proyecto cultural y arquitectónico: la renovación de Venta Flores, una alquería del siglo XIX, reconvertida en espacio cultural y formativo.

Este edificio de arquitectura mediterránea, enclavado en los terrenos del Parque Tecnológico Actiu en Castalla (Alicante) sirvió en su origen como punto de encuentro de viajeros y comerciantes. Una construcción que ha sido recuperada gracias al proyecto del estudio de arquitectura AbyRG, respetando su esencia y poniendo el énfasis en el compromiso con el territorio, el diseño y la arquitectura.

Una esencia que primaba la luz, el agua y los espacios comunes y que mantenía en sus espacios exteriores, en el patio interior, en las habitaciones, en los establos y en el salón – cocina reconvertidos ahora en salas diáfanas de cuidado diseño.

"Con la recuperación de La Venta Flores hemos querido darle una segunda oportunidad a un edificio que estaba en decadencia. Decidimos mantenerla en pie porque entendimos que sus valores eran los nuestros. Quisimos reforzarlos para recordarnos cada día de dónde venimos", explica sobre este proyecto el fundador de Actiu, Vicente Berbegal.

La intención de Actiu es convertir este edificio en un centro cultural y de exposiciones, que albergue las actividades sociales de reflexión, debate y diálogo en torno a cuestiones vinculadas con el progreso tecnológico, el diseño, los nuevos liderazgos, así como debates de carácter social. Junto a la casa, se ha instalado una escultura de Peter Forter, artista de la zona, que reflexiona sobre la naturaleza del tiempo. Bajo el título "The movement of time", esta pieza permite vislumbrar el vínculo entre el pasado y el futuro mediante perforaciones sobre placas de acero corten.

La inauguración de la Casa de la Venta ha sido uno de los platos fuertes del 50 aniversario de una compañía que nació de un modesto taller de carpintería de la mano de Vicent Berbegal. Tres días de celebración que ha reunido a más de 1.000 invitados para festejar la trayectoria de la empresa, pero también muy centrados en el futuro, en la innovación, en la tecnología y en la creatividad

Las jornadas, planteadas como un viaje a los próximos 50 años de la empresa, despegaron en el edificio logístico de la compañía con una estética aeroportuaria equipada por las bancadas Passport y la nueva silla de la compañía, el modelo Joy, diseñada por Item DesignWork.

Las bancadas ‘Passport’ con las cuales Actiu equipa aeropuertos de todo el mundo, las azafatas ataviadas como auxiliares de vuelo con carritos corporativos repletos de agua y refrescos y los motivos gráficos creados en las distintas estructuras del espacio para imitar a un avión fueron algunos de los detalles diseñados para acompañar a los invitados en este viaje por el pasado y el futuro de la empresa.

Ese futuro se perfiló en conferencia sobre tecnología, transformación digital, la inteligencia artificial, la innovación y la importancia del liderazgo creativo y de la mentalidad de equipo, de la mano de expertos como la fundadora de Letsgoi de Yiaza Canosa, el jefe de Ventas y Marketing en Minsait de INDRA, Ángel Bonet, y la directora general de Creatividad de McCann en España.

El viaje de los visitantes se amenizó con el proyecto T4Stories, cuatro cortometrajes grabados en formato vertical y con un escenario aeroportuario como denominador común, la Terminal 4 de Madrid-Barajas, equipada recientemente por Actiu con su bancada Passport. Los vídeos llevaban por título "Sachiko" de Miguel Esteve; "Argentina" de David Valero, "Impulso" de Nerea Marcén y "3257 km" de Álex Rey.

La segunda jornada festiva buceó en la esencia mediterránea de la compañía, con una cena de gala para clientes de 80 países que transmitió la luz, el colorido, los aromas, los acordes y la pólvora propia de este rincón del Mare Nostrum. El quinteto de jazz AD LIBITUM, la actuación de danza española del coreógrafo Juan Benavent y su cuerpo de baile de 25 bailarines, el violinista José Alborch y los enérgicos acordes de las DoMiSol Sisters marcaron los ritmos de la velada. La sorpresa final de este día fue el espectáculo pirotécnico que fusionó tradición y tecnología a cargo de la Pirotecnia Caballer.

El tercer día de la celebración del aniversario se centró en los miembros de la familia Actiu, sus empleados, que son la espina dorsal y el corazón de la compañía, que ha concebido las jornadas de este 50 aniversario con el objetivo de afianzar las relaciones humanas. En este sentido, Actiu es una empresa que ha asentado la idea de la importancia de las ‘personas’.

"Cuando echo la vista atrás no puedo creer lo rápido que ha pasado el tiempo. Pero al veros a todos hoy aquí reunidos sé que ha sido necesario cada uno de los momentos y vivencias compartidas para llegar hasta aquí siendo quienes somos. Todos sois parte de este proyecto y con el equipo, talento, tecnología que tenemos estamos dispuestos a ir a por 50 años más", afirmó Vicent Berbegal.

Solicitar más informaciónConsultar catálogo MultiformatoConsultar web de la empresa
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

42.500 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción