Abrir menu
Empresa
17 Jul '18

Locabri nos habla en este artículo de las ventajas del modular en caso de siniestro

Mantener la actividad en caso de siniestro es una prioridad y es precisamente lo que permiten las estructuras temporales

Una empresa nunca está totalmente protegida contra un siniestro o un accidente que pueda paralizar su actividad de manera inesperada. Que se trate de un incendio en un almacén o de daños causados por inundación en unas oficinas, toda la actividad de una empresa se puede ver de repente desorganizada. Este tipo de imprevisto tiene a menudo un impacto muy negativo en la productividad.

RAPIDEZ DE INTERVENCIÓN.

El edificio modular es la solución más adaptada en caso de siniestro: su rapidez de instalación en caso de emergencia es de sólo algunos días.

Para mantener la actividad, las empresas que alquilan estructuras modulares y desmontables tienen siempre material disponible en su parque. Esto les permite intervenir directamente sobre el terreno siniestrado en un plazo corto, para proteger rápidamente máquinas, materias primas, productos o embalajes.

Otra ventaja destacable radica en poder adaptar la superficie de la estructura alquilada a los volúmenes de los elementos que hay que proteger.

Una empresa que hace frente a un siniestro debe lidiar con varias complicaciones:
- Gestión social (tranquilizar a los empleados)
- Gestión de los casos eventuales de paro técnico etc.
- Redacción de las declaraciones a los seguros
- Limitar la pérdida de rendimiento.

Al no requerer ninguna licencia de obra, el alquiler de estructura temporal permite no añadir ningún tramite suplementario.

Esto permite no engrosar una larga lista de tramites frente a los cuales una empresa que haya sufrido un siniestro se puede encontrar desorientada y que puede llegar a perturbar su actividad de manera muy importante.

MANTENER SU ACTIVIDAD EN EL MISMO SITIO

Las consecuencias de daños a las instalaciones pueden volverse desastrosas (por ejemplo en caso de explosión o inicio de incendio), particularmente si afecta equipos de producción o mercancías.

Identificamos cuatro riesgos principales en caso de cese temporal de actividad:
- comercial (pérdida de cliente),
- financiero (parálisis de la cifra de negocios),
- jurídico (en caso de impago de los diferentes vencimientos)
- imagen (caída de la reputación y de la notoriedad).

La principal preocupación es mantener la actividad, para seguir siendo competitivo. Existen soluciones para paliar ciertas dificultades encontradas en caso de daños.

Las estructuras modulares aportan una excelente solución a estas cuestiones, ofreciendo respuestas adaptadas a cada uno de ellas.

Estas estructuras temporales responden en efecto a las dos exigencias de reactividad y de flexibilidad en su instalación, y permiten evitar toda ruptura de actividad. La rapidez con la cual estas estructuras pueden instalarse asegura una continuidad en el cumplimiento de las tareas y de las misiones, factor fundamental que requiere de una gran velocidad de actuación.

Mantener la actividad en caso de siniestro es una prioridad y es precisamente lo que permiten las estructuras temporales.
Solicitar más informaciónConsultar catálogo MultiformatoConsultar web de la empresa
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

42.500 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción

SUSCRÍBETE