Abrir menu
Novedad
4 Dic '18

Poliuretano proyectado, ¿celda cerrada o celda abierta?

¿Qué propiedades confiere el contenido de celda cerrada al poliuretano proyectado?

Influencia del contenido de celda cerrada en las propiedades del poliuretano proyectado

La espuma rígida de poliuretano se usa desde hace más de 40 años como aislante térmico. Dentro del ámbito del aislamiento, existen varias aplicaciones de la espuma, como pueden ser las planchas de poliuretano, los paneles sándwich de poliuretano para usos en construcción y en cámaras frigoríficas, o la espuma de poliuretano aplicada por proyección. Dentro de estas aplicaciones, las propiedades de la espuma pueden variar en función de la fórmula, consiguiendo un amplio abanico de propiedades.

Una característica clave de las espumas rígidas de poliuretano es el contenido de celdas cerradas (CCC). El porcentaje de celdas cerradas influye directamente en propiedades fundamentales de la espuma como la conductividad térmica, la estanqueidad al agua, la estabilidad dimensional, la absorción acústica y la permeabilidad al vapor de agua.


El poliuretano habitualmente utilizado en planchas, frigoríficos o paneles sándwich es de celda cerrada, es decir, tiene un contenido de celdas cerradas superior al 90%. El poliuretano proyectado para aislamiento térmico ha sido tradicionalmente de celda cerrada, aunque últimamente se están introduciendo en el mercado productos de celda abierta.

Aunque en Europa la gran mayoría de los sistemas de poliuretano proyectado son de celda cerrada, en la norma Europea EN 14315-1 se clasifica la espuma en 4 categorías:

Clases - Contenido en celda cerrada

CCC1 - < 20 %
CCC2 - 20 % a 80 %
CCC3 - > 80 % a 89 %
CCC4 - > 90 %

La siguiente tabla muestra las diferencias de las espumas de las 2 categorías predominantes:

Los datos contenidos en esta tabla corresponden a características típicas de sistemas de poliuretano por proyección habitualmente comercializados. Las situaciones analizadas son en sistemas constructivos comunes y en condiciones climáticas de la mayoría de los enlazamientos cubiertos por el CTE. El prescriptor deberá analizar en cada caso concreto la idoneidad del producto para la solución constructiva y la ubicación del edificio.

Conclusiones:

- Actualmente la norma española UNE 92120 de poliuretano proyectado solo permite certificar las propiedades de las espumas de celda cerrada.

- Dado que coexisten en el mercado espumas de celda cerrada y de celda abierta sin una clara caracterización, la inminente norma europea EN 14315-1 hará una distinción precisa del contenido de celda cerrada de los diferentes productos.

- El contenido en celda cerrada influye definitivamente en las propiedades de la espuma y por tanto en su idoneidad para cada solución constructiva.

- El prescriptor y la Dirección Facultativa deberían poder diferenciar entre los dos tipos de espumas, ya que una espuma con diferente contenido en celdas en una misma solución constructiva puede en algunos casos incumplir los requisitos mínimos del CTE y a la larga provocar deficiencias o patologías en el edificio.
Solicitar más informaciónConsultar catálogo MultiformatoConsultar web de la empresa
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

42.500 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción

SUSCRÍBETE