Abrir menu
Empresa
24 Ene '19

Más de 45.000 piezas cerámicas forman el tejido cerámico Flexbrick® que envuelve el nuevo edificio del instituto de investigación Sant Pau de Barcelona

El edificio, de clara vocación contemporánea, ha sido diseñado por los despachos barceloneses PICHarchitects_Pich‐Aguilera y 2BMFG Arquitectos

Una de las fachadas del nuevo edificio y pérgola curvada de Flexbrick®.
Fotografías: Aldo Moretti. Picharchitects/Pich-Aguilera I Sant Pau
El Instituto de Investigación de Sant Pau estrenó nueva sede el pasado 15 de noviembre, un edificio con envolvente de tejido cerámico Flexbrick®, en el cual la investigación y la tecnología de la construcción se han integrado en todos los procesos de diseño arquitectónico para conseguir las máximas prestaciones posibles con el mínimo coste ambiental, material y económico.

Una de las fachadas del nuevo edificio y pérgola curvada de Flexbrick®.
Fotografías: Aldo Moretti. Picharchitects/Pich-Aguilera I Sant Pau
La nueva sede del Instituto tiene 6 plantas y un total de 9.700 m2. Su apariencia cambia constantemente a lo largo de todo el día, tanto desde el exterior como desde el interior del edificio, gracias a la coloración aplicada a las piezas cerámicas, acordes con las piezas originales de las icónicas cúpulas modernistas del Hospital de Sant Pau. Gracias a su acabado vitrificado, a través de la celosía translúcida Flexbrick® crea un mosaico que rodea todo el edificio.

La obra, de clara vocación contemporánea, ha sido diseñada por PICHarchitects _PichAguilera y 2BMFG Arquitectos. Es un edificio desmontable: integrado por componentes fabricados en taller y montados en seco en obra. Esto ha permitido controlar las calidades, minimizar residuos y energías, aumentar la seguridad de la construcción y posibilitar el desmontaje de los componentes cuando sea necesario, con un reciclaje que puede volver a dar valor a los materiales siguiendo la dinámica de la economía circular.

La integración arquitectónica con los edificios modernistas del complejo de Sant Pau se produce gracias a la aplicación de la tecnología constructiva innovadora de Flexbrick®, que genera efectos de transparencia, color, brillo y textura, relacionando las fachadas del nuevo edificio con el recinto modernista desde la contemporaneidad.

El arquitecto Felipe Pich-Aguilera buscaba una celosía con una profundidad mayor que las que Flexbrick® suele ofrecer con espesores de plaqueta estándar; se quería un grueso notable para provocar una sombra capaz de proteger a las fachadas vidriadas de cualquier rayo solar. En lugar de aumentar el calibre de las piezas, que hubiera provocado un peso excesivo, se optó por dotarlas de un pliegue geométrico a modo de alero que satisface plenamente esa condición de partida.

La pieza final ya consigue un perfil muy exclusivo pero además añade otra condición cromática que la hace única: las caras esmaltadas son las del intradós, las que se ven desde el interior, mientras que el extradós se deja con el color de la tierra cocida destonificada similar al de los ladrillos de los edificios del entorno en el recinto del Hospital de Sant Pau.

El efecto conseguido es doble: por un lado en el interior se percibe una luz tamizada por una celosía que presenta los mismos colores de los esmaltados tejados vecinos y, por otro y el más espectacular, desde el exterior se fusionan en la retina las tonalidades mate de las terracotas vistas con los colores brillantes de los planos interiores esmaltados que se pliegan hacia fuera. Las poderosas imágenes que se consiguen son cambiantes según los puntos de vista del espectador con un resultado genuino y único.

Fotografías: Aldo Moretti. Picharchitects/Pich-Aguilera I Sant Pau
En la producción de estas piezas complejas ha participado de forma relevante la empresa Gres Aragón, fabricando por extrusión diversas geometrías plegadas con aleros, y reproduciendo las gamas cromáticas de los edificios vecinos en el contexto del Hospital de Sant Pau. El difícil reto ha sido superado gracias al buen clima de colaboración y confianza establecido entre Gres Aragón y Flexbrick.

Por último, cabe destacar que el edificio incorpora los parámetros contemporáneos más exigentes en términos de sostenibilidad y economía circular. Ha obtenido el máximo ahorro energético, con una Certificación Energética A, y el mínimo impacto ambiental, con la tramitación de la certificación ambiental Leed Platinum.

Esquema sostenible.
Imagen: PICHarchitects_Pich-Aguilera
Detalles técnicos

PÉRGOLA CURVADA Y FALSO TECHO COMPLETAN LA ENVOLVENTE COMPLETA DEL EDIFICIO.
CONTROL SOLAR Y TÉRMICO.
EFECTO DE VIBRACIÓN DEL COLORIDO EN LA VISTA RASANTE.
METROS CUADRADOS VALORADOS: 4.200 M2
LÁMINAS VALORADAS: 384
DIMENSIONES PLAQUETA : 42 X 10 X 04 CMS.
TEJIDO CALADO: 50%
MATERIAL PLAQUETA: GRES PORCELÁNICO ESMALTADO A 4 COLORES
MATERIAL SOPORTERÍA Y MALLA DE ACERO: INOX AISI 316
LONGITUD MEDIA DE LAS LÁMINAS: 8,60 MTS.
Solicitar más informaciónConsultar catálogo en ConstrunarioConsultar web de la empresa
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

42.500 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción

SUSCRÍBETE