Abrir menu
Novedad
25 Mar '19

Yamaha C-5000 y M-5000: la pareja perfecta para un increíble sonido estéreo en Alta Fidelidad

Un nuevo referente en el universo del sonido Premium de Alta Fidelidad. Un preamplificador y un amplificador de potencia que destacan por su exquisito estilo, marcado por detalles y materiales exclusivos

Yamaha presenta sus nuevos componentes Hi-Fi de alta gama, directamente desarrollados para marcar nuevos estándares en materia de sonido: el preamplificador C-5000 y el amplificador de potencia M-5000.

Ambos se caracterizan por presentar un exterior elegante y porque en su interior se ha diseñado una impresionante ruta de señal, estrictamente simétrica, que se traduce en un sonido puro, potente y sin concesiones.

Yamaha C-5000: preamplificador

Desde la selección de sus componentes, pasando por los materiales exclusivos empleados en su construcción o su diseño atemporal, Yamaha C-5000 es sinónimo de calidad y alta gama. En esencia, es el centro de control desde el que parte el procesamiento de la señal y forma una unidad homogénea con la etapa de potencia M-5000 (de manera que la señal recorra el circuito desde el principio hasta el final).

Para conseguir el impresionante rendimiento que ofrece, se ha empleado un diseño atemporal que, además, actúa como inhibidor de resonancia de la carcasa. El cuerpo descansa sobre patas de bronce y está flanqueado por elegantes paneles laterales acabados en negro piano lacado.

El control de volumen se ha fresado en aluminio y está soportado por rodamientos de bolas, una muestra más de los altos estándares de este excepcional preamplificador, que se sienten y se ven.

En su interior, se encuentra un chasis de cobre con un diseño flotante patentado que ayuda en las etapas de ecualización, entrada y amplificador de línea, eliminando la influencia del ruido de fondo de la señal. Por su parte, su diseño en forma de "libro plegable" garantiza una ruta de señal completamente simétrica. Los canales izquierdo y derecho se presentan como una perfecta imagen de espejo en la placa base, lo que permite una fidelidad superior del sonido y el equilibrio en todo el espectro. Cada uno de los dos canales tiene su propio transformador toroidal de alto rendimiento, que es particularmente resistente a la interferencia magnética.

Todos los elementos Premium son aplicables al resto de componentes, como las entradas y salidas XLR, o los cables atornillados con un diámetro significativamente más grueso.

Yamaha M-500: amplificador de potencia

El amplificador de potencia Yamaha M-5000 combina electrónica de alta calidad con una sólida carcasa, que repercute en una baja vibración, y diseño atemporal.

A través de dos canales, ofrece una gran reserva de potencia de 200 W por canal, una respuesta de frecuencia que oscila entre 20 Hz –20 kHz y una distorsión armónica total de 0.07%. Como parte de un nuevo concepto, Yamaha ha fijado el transformador de potencia, los condensadores de carga y el disipador de calor directamente a la construcción rígida, lo que elimina la influencia que puedan producir las vibraciones.

Asimismo, cuenta con medidores VU que se iluminan y muestran la dinámica de la música, transformando la potencia de Yamaha M-5000 en una experiencia visual. Los elementos de la carcasa son gruesos, posee patas de apoyo sólidas y conexiones de latón para altavoces en el exterior. Todo se completa con un chasis de cobre, conexiones de cable tipo tornillo y robustas aletas de refrigeración en el interior.

Las rutas de señal se han mantenido lo más cortas posible para minimizar la pérdida de energía y las interferencias. A diferencia del diseño de los amplificadores de potencia convencionales, en los que la energía se suministra a través de un transistor de potencia y la polaridad negativa se conecta a tierra, la fuente de alimentación de Yamaha M-5000 se conecta directamente a cada lado positivo y negativo de la etapa de salida.

De igual modo, el hecho que todo el circuito del amplificador de potencia flote desde el suelo elimina cualquier impacto indeseado de fluctuaciones de voltaje o ruido de tierra. El diseño simétrico también es ideal para emplear amplificadores MOSFET, que mejoran la capacidad de conducción para altavoces de baja impedancia.

Al estar provisto de un sólido transformador toroidal que descansa sobre una base de latón puro de 3 mm de grosor, garantiza una entrega de potencia óptima y, también, resulta eficaz contra los flujos magnéticos dispersos.

Finalmente, integra cableado de cobre que se extrae directamente del núcleo del devanado, lo que reduce notablemente la pérdida de energía en comparación con los diseños de transformadores convencionales.
Solicitar más informaciónConsultar web de la empresa
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

42.500 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción

SUSCRÍBETE