Abrir menu
Empresa
1 Abr '19

Los hogares españoles deben rebajar al menos un 25% el consumo diario de agua para alcanzar un uso eficiente, según Geberit

La tecnología aplicada al baño ya permite reducir a la mitad el volumen de descarga de la cisterna, consiguiendo un ahorro de más de 6.000 litros al año. El consumo medio es de unos 132 l/p/d, cuando un consumo eficiente debe estar entre 50 y 100

Aunque de un tiempo a esta parte ciertos hábitos de consumo básicos, como ducharse en lugar de bañarse, han calado en los hogares españoles para reducir el gasto de agua, todavía queda mucho por hacer para alcanzar un uso eficiente. Concretamente, deben reducir al menos un 25% el consumo diario de agua por persona para estar en los parámetros que marcan los organismos internacionales, según Geberit, especialista en tecnología para el baño, con motivo del Día Mundial del Agua.

En este sentido, el consumo medio de agua en los hogares españoles que refleja el INE es de 132 litros de agua por persona, cuando un consumo eficiente debe estar entre los 50 y 100 litros por persona al día, según la ONU. Por tanto, poner fin a este derroche de recursos debe ser un objetivo prioritario no solo de las grandes políticas medioambientales sino también de las domésticas, máxime cuando cada vez hay menos recursos per cápita y la tendencia de reducir la factura es un hábito que ha calado tras la crisis.

Si tenemos en cuenta que en el año 2030, casi la mitad de la población mundial vivirá en áreas de estrés hídrico, no es de extrañar que la tecnología se haya puesto al servicio de la sostenibiliad para promover un cambio de paradigma que ayude a conseguir esta eficiencia en el consumo. Según Geberit, uno de los puntos más críticos del hogar es el baño. Concretamente, un gesto tan cotidiano y a veces tan inconsciente como tirar de la cadena supone emplear una media de 33 litros de agua potable al día por hogar, lo que significa que aproximadamente una quinta parte del consumo diario se va por el inodoro.

Esto explica que se hayan desarrollado soluciones que permiten reducir a la mitad el volumen de descarga de la cisterna y consiguen un ahorro de más de 6.000 litros de agua al año. Esta cantidad -suficiente para llenar una piscina familiar- puede lograrse optando por cisternas empotradas que se activan con pulsadores de última generación capaces de rebajar a tan sólo 3 litros el agua utilizada en cada uso.

En este sentido, los pulsadores de doble volumen de descarga -que permiten adaptar el consumo escogiendo la media descarga de 3 litros o la descarga ajustable de 4,5 litros- hacen posible ahorrar, como mínimo, el equivalente a una botella de agua de litro y medio en cada uso, frente a las soluciones tradicionales.

Según el director general de Geberit Iberia, David Mayolas, "un contexto de falta de agua como el que vivimos obliga a la concienciación social para alcanzar un uso responsable, pero esa concienciación debe completarse con soluciones tecnológicas concretas que impulsen y materialicen una reducción del consumo. Por eso, promovemos una evolución del concepto tradicional de cuarto de baño hacia un baño que se caracterice por ser mejor en diseño, mejor en higiene y mejor en consumo".
Solicitar más informaciónConsultar catálogo MultiformatoConsultar web de la empresa
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

42.500 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción

SUSCRÍBETE