Abrir menu
Empresa
5 Sep '19

Aprende cómo proyectar poliuretano correctamente

Saber cómo proyectar poliuretano correctamente es clave para conseguir el máximo rendimiento de la instalación

La proyección de poliuretano exige una serie de condiciones, recursos y conocimientos para que el resultado sea profesional. Con su aplicación se consigue un relevante ahorro energético, puesto que es un excelente aislamiento térmico, además de acústico. Saber cómo proyectar poliuretano correctamente es clave para conseguir el máximo rendimiento de la instalación.

¿Qué es el poliuretano proyectado?

También conocido como espuma de poliuretano, es un material muy empleado en construcción por resultar económico, versátil, eficaz, duradero y sostenible.

Consiste en una espuma rígida de poliuretano que se aplica por proyección en la propia obra; es decir, a través del pulverizado simultáneo de sus dos componentes (poliol e isocianato) sobre la superficie, denominada sustrato. La reacción química exotérmica de estos dos elementos, a los que se suma un agente expandente, genera un material de grandes condiciones aislantes. Se autoadhiere, además, a cualquier tipo de material.

¿Qué equipo necesito para proyectar?

Para conseguir un aislamiento óptimo se precisa de un equipo para proyectar espuma de poliuretano, pensado para bombear los componentes en las dosis y con la presión y temperatura convenientes.

El poliol y el isocianato se encuentran en dos depósitos a presión unidos con tubos a la pistola. Con esta, que cuenta con distintas boquillas, se pulverizará la mezcla resultante sobre la superficie a cubrir. Según la velocidad y la mezcla, variará el grueso que alcance la capa, que deberá ajustarse a los requerimientos de aislamiento oportunos para cada elemento constructivo.

¿Cuáles son las mejores condiciones climáticas para aplicarlo?

Es recomendable realizar el proyectado de poliuretano con una temperatura ambiental mínima de 5º y no superior a 40º, condiciones que deben presentarse también en el sustrato. De esta manera se puede controlar fácilmente el espesor de la capa. Asimismo, la humedad ambiental no debe superar el 85%, siendo el 20% el máximo que debe presentar la superficie, en caso de ser porosa. Si no lo es, deberá encontrarse completamente seca. Por otro lado, durante la aplicación, el viento tiene que ser inferior a los 30 km/h.

Para conseguir una buena adherencia hay que considerar también otros factores, que van desde la limpieza de la superficie —debe estar libre de humedad, suciedad, grasa u óxido—, a los ajustes de la máquina o las mencionadas condiciones climáticas.

Paso a paso de la aplicación de poliuretano proyectado

Pero, ¿cómo proyectar poliuretano de forma profesional? Es una tarea sencilla, si bien requiere una preparación previa algo laboriosa, fundamental para un resultado satisfactorio.

Las calefacciones, aires acondicionados y ventilaciones deben estar apagadas antes de la aplicación. Hay que proteger también todas las superficies que se pueden manchar, así como controlar las condiciones de humedad y temperatura del sustrato y del ambiente.

Antes de la proyección se debe limpiar la superficie a proyectar y prepararla si es necesario, por ejemplo, con una imprimación. Si es plana o presenta menos de 30º de inclinación no hace falta tomar medidas para afianzar la adherencia del poliuretano. Superando esta inclinación, se puede aplicar un puente de unión, emplear anclaje mecánico o armar el revestimiento.

Una vez realizadas todas estas tareas previas comienza el trabajo de proyección, que se realizará utilizando la pistola. Con ella se aplicarán capas sucesivas, respetando el espesor máximo recomendado por el fabricante, teniendo en cuenta que el poliuretano proyectado aumenta su tamaño hasta treinta veces. Cuando se haya secado —es muy importante respetar los tiempos de secado, aunque se seca en unos 15 minutos, el curado puede tardar hasta más de 72 horas— se podrá cortar lo que sobresalga de la zona aislada. Además, si el poliuretano va a estar expuesto a la radiación solar es imprescindible protegerlo, puesto que los rayos UV lo degradan.

Las ventajas de aislar con poliuretano proyectado son múltiples, al ser un inmejorable aislante térmico y acústico que, además, impermeabiliza y es seguro frente al fuego.
Solicitar más informaciónConsultar catálogo MultiformatoConsultar web de la empresa
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

42.500 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción

SUSCRÍBETE