Abrir menu
Novedad
18 Feb '20

Dräger lanza Polytron 6100 EC WL, monitorización flexible y rentable de plantas

El nuevo transmisor monitoriza continuamente los gases tóxicos y el oxígeno. Intrínsicamente seguro y con clasificación SIL2. Con transmisión de señales inalámbricas y fuente de alimentación

El Polytron 6100 EC WL es una solución flexible y rentable para las ampliaciones de plantas, reformas o nuevas instalaciones. El transmisor de detección de gases inalámbrico demuestra sus beneficios incluso en tareas de medición difíciles en áreas de carga o inspección. La detección inalámbrica reduce las tareas de planificación necesarias, manteniendo los mismos niveles de seguridad que proporciona un transmisor con cable. El Polytron 6100 EC WL cumple con los requisitos de nivel de integración de seguridad para SIL2. El dispositivo utiliza los fiables sensores DrägerSensor optimizados para aplicaciones industriales. Cubren un espectro de 140 gases peligrosos diferentes en un rango de temperatura de -40 °C a +65 °C.

Cómodo durante la instalación y el funcionamiento

El estándar industrial inalámbrico ISA100.11a garantiza la transmisión segura de los valores de medición. Junto al protocolo PROFIsafe, queda asegurado el nivel de integración SIL2 del sistema. Además, con la solución de software PolySoft, los usuarios pueden acceder fácilmente al Polytron 6100 EC WL en los lugares de trabajo, a través de una interfaz Bluetooth protegida frente a explosiones, bien desde una tablet, portátil o PC de sobremesa.

Los datos del transmisor y el registro de eventos pueden transferirse fácilmente como un conjunto de datos y evaluarse cuando sea necesario. Los LEDs integrados, visibles desde una gran distancia, indican el estado de la señal de vida, de la perturbación, de la alarma y de la interfaz Bluetooth. El diseño intrínsecamente seguro del transmisor de detección de gases inalámbrico permite cualquier mantenimiento, como el cambio de baterías o sensores, en el área de explosión.

El Polytron 6100 EC WL también puede cubrir escenarios de aplicación en operaciones de larga duración sin baterías. Para ello, el transmisor inalámbrico se alimenta con 24 voltios, directamente en la zona segura y a través de un separador de alimentación adecuado en la zona de explosión.
Solicitar más informaciónConsultar catálogo en ConstrunarioConsultar web de la empresa
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

42.500 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción

SUSCRÍBETE