Abrir menu
Empresa
20 Mar '20

El CGATE solicita al Gobierno un programa de ayudas económicas y de recuperación del sector

Para contener la expansión del coronavirus, el CGATE ha establecido, conjuntamente con el Consejo Superior de los Colegios Arquitectos de España (CSCAE), unas pautas de actuación en los centros de trabajo y obras en curso

El Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE) ha solicitado al Gobierno un programa de ayudas económicas que permita, afrontar con garantías, la recuperación de la actividad de la construcción en los próximos meses.

Esta corporación prevé una brusca caída del número de visados de obra nueva y rehabilitación a causa de la ralentización y la progresiva paralización de las obras por el coronavirus. El CGATE colabora desde hace años con el Ministerio aportando, a través de los distintos colegios de Aparejadores y Arquitectos Técnicos, estas cifras de evolución del sector de la edificación.

"Somos uno de los sectores con mayor peso, no sólo en la economía sino también en el empleo directo e indirecto del país y, por tanto, con un importante impacto en un gran número de profesionales, por lo que pedimos un programa que ayude a reflotar la actividad castigada por el coronavirus", explica Alfredo Sanz, presidente del CGATE.

En relación con esta situación, el CGATE, conjuntamente con el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE), ha publicado un documento interpretativo de las pautas a seguir por los técnicos encargados de realizar la dirección facultativa de las obras en curso, así como las labores de coordinación en materia de seguridad y salud durante la ejecución de los trabajos.

"Todas estas medidas deben tender a garantizar la salud de los trabajadores y personal de la obra, con objeto de evitar la propagación del virus", señalan desde el CGATE. En este sentido, aclaran, el coordinador en materia de seguridad y salud deberá velar por el cumplimiento de las normas, solicitando a la empresa constructora, las medidas que se han adoptado y comprobar si estas son suficientes para garantizar la salud de las personas que acuden a la obra, además de la actualización del plan de seguridad.

Según Sanz, "si no se pueden asegurar las condiciones restrictivas de trabajo que ha impuesto la autoridad sanitaria, se deberá tomar la decisión de parar la obra para salvaguardar la salud de los trabajadores". "Los Aparejadores y Arquitectos Técnicos que actúan como coordinadores de seguridad y salud, deben recomendar que si no se cumplen específicamente las condiciones no se siga adelante con los trabajos. Es importante destacar que los servicios de prevención deben garantizar que las condiciones existentes son compatibles con las recogidas en el RD", argumenta Sanz Corma. Ello con independencia de que las obras puedan verse afectadas por falta de suministros o falta de servicio de subcontratas por causa del coronavirus, pudiendo ocasionarse la paralización de las obras, indican desde el CGATE.

El presidente de los Arquitectos Técnicos recuerda que las actuaciones que se acometan deben documentarse fehacientemente en el libro de incidencias para conocimiento de los actores implicados (propietarios, promotores, constructores, contratas, Project manager, dirección facultativa…).
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

56.000 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción

SUSCRÍBETE