Abrir menu
Empresa
17 Jun '20

Agua filtrada sin cal Culligan, la mejor opción para lavar bien los vegetales

Culligan utiliza el proceso de ósmosis inversa como tratamiento del agua para proporcionar agua de alta calidad para beber y cocinar. Se trata de una tecnología utilizada desde hace más de 40 años

Los vegetales son fuente de salud y de bienestar para la familia. No obstante es necesario pensar en lavar vegetales para estar seguros de que al comerlos no nos llevamos ninguna sorpresa desagradable. Lavar vegetales es la mejor manera de evitar y prevenir intoxicaciones alimentarias e infecciones para ti y para tus hijos.

Seguramente no compramos todos los vegetales en el mismo lugar, como tampoco los compramos en el mismo formato. Al lavar vegetales tendremos en cuenta de dónde vienen y lo sucios que aparentemente puedan estar. Por lo general, hay que seguir una buena costumbre como es la de lavar frutas y verduras cuando volvemos de la compra.

¿Qué vegetales es preciso lavar?

Los únicos vegetales que en principio no es preciso limpiar son aquellos que vienen envueltos en bolsas de plástico, a no ser que el fabricante nos indique lo contrario. Estos vegetales han sido lavados y desinfectados antes de embolsar. Por lo tanto no es imprescindible lavar este tipo de vegetales. Incluido las lechugas que ya vienen cortadas y limpias, así como los paquetes de rábanos, endivias, cogollos o pimientos.

Tampoco sería necesario lavar vegetales que vengan envasados en latas, botes de cristal o de plástico, congelados o envasados al vacío. Ese tipo de vegetales han sido sometidos a tratamientos térmicos de esterilización, en el caso de las conservas, además de que suelen incorporar ácido cítrico y otro tipo de conservantes.

Lavar vegetales frescos es un buen hábito

No obstante la opción preferida por las familias, por frescura y por cuestiones económicas, es comprar vegetales frescos. Los vegetales frescos son los más convenientes para nuestra salud, para el medio ambiente y también nuestro bolsillo. Al estar frescos contienen todos los nutrientes que los convierten en la opción más saludable para nuestra alimentación, para prevenir eventuales infecciones, destina algo de tiempo a lavar vegetales frescos.

Lavar vegetales es especialmente importante cuando se trate de hortalizas que provienen de debajo de la tierra, como las patatas, los puerros, las cebollas frescas, el apio, la zanahoria, los espárragos, las lechugas, la col, las espinacas, las acelgas, los rábanos frescos, etc. Estos vegetales suelen contener restos de tierra y a veces insectos, por tanto es muy importante aclarar bien con agua del grifo, la mejor opción es agua filtrada sin cal para evitar dejar otros restos y eliminar todo tipo de sustancias.

Lavar vegetales crudos para poder aprovechar sus nutrientes

A la hora de lavar vegetales también hemos de pensar en si los vamos a comer crudos o si los vamos a cocinar. Al cocinar los vegetales, las temperaturas altas suelen acabar con la mayoría de las bacterias o virus, especialmente si los vamos a hervir o escaldar. Pero como sabemos, la mayoría de los nutrientes de los vegetales desaparecen cuando los cocinamos. Por si te interesa, lee el artículo de Recetas de verano con Thermomix.

Si queremos asegurarnos de la máxima eficacia al lavar vegetales, podemos añadir al agua del grifo alguna solución de hipoclorito de sodio. Hoy en día podemos encontrar ya en el mercado algunos productos químicos que contienen este componente y ya están orientados a la desinfección de vegetales. También se utiliza lejía sin detergente y de uso alimentario. En ese caso, es necesario leer la dosificación recomendada y seguir las instrucciones.

Hay otros productos que en un momento dado también pueden ayudarnos a la hora de lavar vegetales. Estamos hablando de ingredientes de aplicar en el agua unas gotas de zumo de limón, unas gotas de vinagre, bicarbonato, etc. Son remedios caseros que en pueden ayudar a eliminar el riesgo de infecciones, pero siempre serán más eficaces los productos diseñados especialmente para ello, sin olvidar el seguimiento de las instrucciones de uso.

Lavar los vegetales que vas a comer en breve

En todo caso es importante que después de lavar vegetales no olvidemos secarlos. Otro de los motivos por los que es necesario lavar vegetales es que suelen pasar por muchas manos antes de llegar a nuestra cesta de la compra. Si vamos al área de autoservicio de vegetales, veremos que muchas personas manosean las verduras y las frutas. Es posible que los vegetales que termines comiéndote hayan pasado por decenas de manos de personas que no conoces. De ahí la importancia de lavar vegetales que vienen de este tipo de comercios.

Siempre procuraremos comer los vegetales con poco tiempo desde que los hemos lavado. Si lavamos los vegetales y los volvemos a dejar bastantes días o semanas almacenados, es posible que sea necesario volverlos a limpiar. Es muy común que cuando vamos a usar ajos, por ejemplo, toda la piel esté recubierta de partículas de polvo. Lo mismo sucede con la fruta que dejamos en el frutero de la cocina. En ese caso tal vez sea suficiente limpiarlos con un trapo húmedo, o pasarlos por agua, siempre y cuando el agua de nuestro grifo esté también limpia y cumpla las máximas garantías de calidad y sanidad.
Solicitar más informaciónConsultar catálogo MultiformatoConsultar web de la empresa
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

56.000 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción

SUSCRÍBETE