Abrir menu
Empresa
14 Sep '20

Biodry en la Iglesia de San Juan Bautista

El sistema de deshidratación de mampostería Biodry es lo último en desarrollo de tecnología de secado de muros. Para la eliminación permanente y definitiva del problema de humedad ascendente se instalaron dos dispositivos Biodry

La Iglesia de San Juan Bautista, actualmente como albergue hospital de peregrinos del camino de Santiago, se encuentra en el municipio de Grañón en la comunidad autónoma de La Rioja, con acceso al conjunto religioso por Plaza de la Iglesia, 8.

Humedad por ascenso capilar

La totalidad de la estructura y cerramientos se veían afectados visiblemente por la humedad ascendente por capilaridad proveniente del terreno, que se manifestaba en forma de daños en sillares y en la aparición de gran cantidad de sales. El daño de la superficie de las paredes se debe principalmente a la presión mecánica causada por las sales de cristalización, que estaban destruyendo los materiales del muro en un proceso de desgaste y deterioro continuo e incrementado en el tiempo. Agravado por el tipo de roca porosa y granulosa, vulnerable a las heladas y a los ciclos de variaciones de humedad o precipitación de sales intersticiales.

Humedad relativa en el aire

Se detectaba un exceso de humedad ambiental por encima de lo recomendable para la correcta conservación de las obras de arte y bienes muebles. Este exceso de humedad estaba directamente relacionado con la humedad por capilaridad, ya que toda la que ascendía a través del pavimento de piedra y sobre todo de muros y pilares estaba evaporándose al interior y exterior. Toda esa humedad que se evaporaba al interior aumentaba en más de un 15-20% la humedad relativa del aire, poniendo en peligro la correcta conservación de las obras del museo y la propia construcción y tejido estructural.

Intervención con el sistema de deshidratación BIODRY

Para la eliminación PERMANENTE y definitiva del problema de humedad ascendente se instalaron dos dispositivos Biodry el 11 de diciembre del 2018. Esta solución se ocupará permanentemente del problema de la humedad ascendente en el conjunto global de la estructura de un modo no invasivo ni destructivo para la mampostería.

El sistema de deshidratación de mampostería Biodry es lo último en desarrollo de tecnología de secado de muros. El corazón del sistema es un pequeño dispositivo (24x12x6cm) que se instala por profesionales certificados Biodry en una pared de la planta baja o en el sótano.

La tecnología Biodry invierte el flujo de corriente que transporta las moléculas de agua desde el terreno hacia el muro simplemente interrumpiendo la frecuencia eléctrica de los muros (que hace que los muros funcionen como si fueran un imán para el agua). La humedad presente en los materiales de construcción regresa al terreno, hasta donde se originó de manera natural, y así garantiza el secado definitivo de las paredes.

El sistema Biodry realiza una función de barrera horizontal y protegerá el edificio de la humedad ascendente durante décadas (se estima aproximadamente 100 años de vida operativa). No se necesita ninguna otra barrera física horizontal, el dispositivo se encarga de mantener la humedad capilar fuera de la estructura, muros y soleras durante el resto de su vida útil, vida que se verá enormemente ampliada al eliminar una patología tan destructiva como es la humedad por ascenso capilar.

Ubicación de los dos dispositivos instalados en la iglesia

Mediciones ponderadas a través de extracción de muestras internas

El contenido de humedad de las paredes esta siendo monitoreado de cerca durante el proceso de deshidratación utilizando el método gravimétrico, el método de medición más preciso y fiable del mercado, avalado bajo la normativa europea UNI 11085:2003.

El contenido de humedad en la mampostería se determina a partir de muestras extraídas del muro realizando pequeñas perforaciones de no más de 10 mm a diferentes alturas, utilizando una escala de precisión y un horno de secado homologados y calibrados. Cada muestra de pared se pondera primero (peso en húmedo), se seca en el horno, y luego se pesa de nuevo (peso en seco). El contenido de humedad se calcula a partir de la diferencia entre los pesos en húmedo y seco.

Toda la medición de la humedad se realiza en el lugar con el cliente presente y utilizando nuestro propio equipo de laboratorio en zonas no traumáticas para la edificación que posteriormente se rellenan con mortero de cal.

11/12/18 → Valores obtenidos en la instalación:
La altura media de la humedad capilar es de aproximadamente: 183,33 cm. La cantidad promedia de humedad dentro de las paredes es de aproximadamente: 8,69%.

12/9/19 → Valores obtenidos a los 9 meses de la instalación (1ª revisión):
La altura media de la humedad capilar es de aproximadamente: /b>158,33 cm. La cantidad promedia de humedad dentro de las paredes es de aproximadamente: 7,76%.

1/7/20 → Valores obtenidos a los 19 meses de la instalación (2ª revisión):
La altura media de la humedad capilar es de aproximadamente: 66,66 cm. La cantidad promedia de humedad dentro de las paredes es de aproximadamente: 3,67%.

Conclusiones

Dar una solución efectiva y definitiva a un problema de estas dimensiones en este edificio de sillería construido entre los siglos XV y XVIII y de gran valor histórico, hubiera sido impensable sin el desarrollo e investigación de la ciencia. Se procedió a la instalación de la tecnología Suiza, líder en resultados de secado de construcciones en Europa y resto del mundo, cubriendo la superficie total de 659 m2.

Los muestreos han sido realizados siguiendo las directrices de la normativa europea UNI 11085:2003, y donde se observa una disminución primero progresiva y después acelerada de la humedad presente en el interior de los muros. Los resultados obtenidos son extraordinarios y muy satisfactorios, concluyendo el proceso de secado con un tercer control para el próximo año donde se lograran unos valores inmejorables por ningún otro sistema del mercado.

Además de resolver permanentemente el problema de humedad capilar en todo el edificio, el sistema Biodry también proporciona los siguientes beneficios indirectamente:

- Protección a las vigas y forjados: el sistema Biodry seca todas las paredes individualmente cercanas al nivel del suelo, protegiendo las vigas y viguetas de la planta baja de los efectos de la humedad capilar. Esto puede ahorrar importantes costes de mantenimiento a largo plazo.

- Ayuda a la deshidratación general de la estructura de la pared: debido a que el sistema Biodry puede deshidratar fácilmente 2 pisos de altura, también contribuirá a la deshidratación de las paredes circundantes haciendo el edificio más seco y cálido, en definitiva energéticamente más eficiente.

- Protección de bienes inmuebles: el secado de muros dará como resultado la reducción del grado de humedad relativa en el aire, por lo que todas las obras de arte, decoración, mobiliario, etc., se verán beneficiados indirectamente, gracias a la eliminación del exceso de humedad ambiental que pueda condensar en ellos, pudrir, deteriorar o facilitar el ataque de insectos xilófagos.

- Eficiencia energética: al secar los muros y soleras, la envolvente del edificio se ve enormemente beneficiada puesto que los materiales de construcción vuelven a ser eficientes en cuanto a aislamiento térmico se refiere. Por lo que se reducirán los gastos de calefacción considerablemente.
Estos cálculos se realizan de acuerdo con los datos proporcionados por ENEA (Agencia Nacional de nuevas tecnologías, energía y desarrollo económico sostenible) para determinar de manera simplificada el ahorro de energía resultante de una intervención en la envolvente del edificio.
Solicitar más informaciónConsultar catálogo MultiformatoConsultar web de la empresa
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

56.000 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción

SUSCRÍBETE