Abrir menu
Empresa
22 Ene '21

Cinco pasos para comprobar la impermeabilización de tu cubierta tras la borrasca Filomena

AIFIm recuerda que los trabajos deben ser ejecutados por profesionales que conozcan como se ejecuta el mantenimiento y la reparación de las cubiertas e impermeabilización

Filomena ha dejado el centro y la mitad norte de la península con grandes nevadas y heladas. Los desperfectos en cubiertas y fachadas han sido cuantiosos y la impermeabilización de los edificios y casas se ha visto resentida en muchos de los casos. Desde la Asociación Ibérica de Fabricantes de Impermeabilización (AIFIm), avisan de las consecuencias que esta histórica nevada puede tener en nuestra impermeabilización.

Goteras, humedades, daños en techos y soleras, son algunos de los efectos que ha dejado en España la borrasca Filomena. AIFIm, presidida por Gonzalo Causín, aconseja llevar a cabo los 5 puntos siguientes para comprobar el estado de la impermeabilización de las cubiertas:

1. Acceder a la cubierta en condiciones atmosféricas favorables y con las medidas de seguridad adecuadas. "Podemos encontrarnos tejas o chapas que se hayan movido por la fuerza del arrastre de la nieve o canalones en mal estado que dificulten cualquier tipo de intervención y ponga en peligro la seguridad de los técnicos", asegura Gonzalo Causin, presidente de AIFIm

2. Revisar el estado de la cubierta. Una vez asentado en la cubierta es recomendable realizar una inspección visual y revisar la impermeabilización para descartar filtraciones de agua y humedades.

3. Retirar la nieve y el hielo. Si aún queda nieve blanda es recomendable retirarla antes de que se convierta en hielo. "Los sumideros o canalones que tienen nieve, al estar mezclada con residuos, como ramas o gravilla, que han sido arrastrados, tardan en deshelarse y, en consecuencia, el agua no puede ser evacuada", asegura Gonzalo Causín.

4. Reparar los desperfectos de la membrana impermeabilizante. La borrasca Filomena ha podido causar daños en los aislamientos térmicos y acústicos de edificios. "No solo debemos actuar para rehabilitar la impermeabilización sino también aprovechar la ocasión para, en caso de que sea necesario, incorporar soluciones certificadas que garanticen el buen comportamiento de la cubierta ante futuras nevadas o heladas", valora el presidente de AIFIm

5. Verificar la ejecución realizada. Es adecuado hacer prueba de estanqueidad de la impermeabilización; así podemos comprobar que no existen problemas de filtraciones o humedades.

AIFIm recuerda que los trabajos deben ser ejecutados por profesionales que conozcan como se ejecuta el mantenimiento y la reparación de las cubiertas e impermeabilización.

Revisa la impermeabilización de tu cubierta tras la borrasca Filomena paso a paso

Solicitar más informaciónConsultar catálogo MultiformatoConsultar web de la empresa
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

56.000 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción

SUSCRÍBETE