Abrir menu
Empresa
10 Feb '21

Canaletas recomienda el uso de surtidor como la forma más higiénica y segura de beber agua o rellenar botellas

Existe constancia científica de que el virus SARS-CoV-2 (causante de la enfermedad COVID) no se transmite por el agua

La pandemia por COVID nos ha hecho extremar las medidas higiénicas en todos los ámbitos de nuestra vida y en todos nuestros gestos diarios. Algunas empresas, no especializadas en el sector, desaconsejan beber de los surtidores de agua por considerarlo una práctica poco segura, pero nada más lejos de la realidad. Como garantizan desde Canaletas, compañía fabricante de fuentes de agua con sede en Barcelona, beber de un surtidor de agua o rellenar botellas en él es la forma más higiénica y segura de hacerlo.

Existen varios motivos para ello:



- El flujo de agua hacia fuera impide que cualquier bacteria o virus pueda retroceder por el agua.
- Para rellenar cualquier recipiente, forzosamente debe realizarse en el tramo donde el agua está cayendo. Físicamente es imposible hacerlo tocando el surtidor.
- El surtidor está protegido mediante una concha para que no se pueda acercar la boca a él.
- El agua desechada va directamente al desagüe.


Existe constancia científica de que el virus SARS-CoV-2 (causante de la enfermedad COVID) no se transmite por el agua. En un comunicado emitido el pasado 6 de abril de 2020, el Ministerio de Sanidad confirmó que hay consenso entre distintas organizaciones científicas, como la Organización Mundial de la Salud, el ECDC/CDC (Centers for Disease Control and Prevention) y la EPA (Environmental Protection Agency) en que el virus SARS-CoV-2 no ha sido detectado en aguas de consumo cuando están tratadas al menos con filtración y desinfección, ya que estos tratamientos eliminan o inactivan el coronavirus.

Otras entidades, como WE (Watercoolers Europe), ADEAC (Asociación de Distribuidores, Envasadores y Productores de Agua en Cooler) o Aqua España, afirman que consumir agua en dispensadores es una práctica 100% segura en el contexto de la pandemia.

Además, el pasado mes de septiembre se hizo público el primer estudio que descartaba la presencia de COVID en dispensadores de agua. El estudio, llevado a cabo por el Laboratorio Dr. Oliver Rodés, de la mano de ADEAC, analizó 100 muestras extraídas de dispensadores de agua, así como fuentes de agua de red a surtidor. El resultado de los análisis concluyó que todas las muestras analizadas indicaban la ausencia de coronavirus SARS-CoV-2.

Como explica Jordi Morera, director general de Canaletas, "Eliminar el surtidor de agua puede traer más problemas que beneficios en cuanto a medidas sanitarias se refiere, ya que en el caso de fuentes de agua con llena-vasos o llena-botellas, su uso es seguro si se toma la precaución de no tocar el final del tubo con la boca de la botella. Entonces, si una persona quiere beber, pero no tiene recipiente, puede verse tentado a beber directamente del llena-vasos, algo que sí estaría fuera de cumplir las medidas higiénicas. Con el surtidor eliminamos ese problema".

Canaletas, frente a la crisis provocada por la COVID, no ha dejado de lanzar al mercado nuevos productos que garantizan aún más las crecientes medidas higiénicas necesarias, como modelos de fuentes ‘manos libres’, de los que se puede beber sin usar las manos, o el ‘kit pedal’, un accesorio que se puede acoplar a las fuentes de surtidor o dispensador de agua y que permite ‘convertirlos’ en modelos ‘manos libres’.
Solicitar más informaciónConsultar catálogo MultiformatoConsultar web de la empresa

LO MÁS VISTO

VIDEOS

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

56.000 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción

SUSCRÍBETE