Abrir menu
Empresa
4 May '21

Protocolo para conseguir instalaciones sanitarias seguras tras el cierre de oficinas durante la pandemia

Aliaxis recomienda el protocolo de procedimiento del instituto de investigación belga BBRI para reanudar el servicio de instalaciones sanitarias tras periodos de inactividad

Aliaxis, líder mundial en la fabricación y distribución de sistemas avanzados de tuberías para aplicaciones de construcción, infraestructuras, industriales y agrícolas, recomienda el protocolo de procedimiento desarrollado por el Instituto Belga de Investigación y la Edificación (BBRI) para la reanudación del servicio de instalaciones sanitarias en los edificios después de periodos de inactividad. Dicho protocolo propone normas y recomendaciones para facilitar una vuelta segura a oficinas y otros espacios que han quedado inactivos ante la proliferación del teletrabajo por los confinamientos y las restricciones derivados de la pandemia.

Con el fin de evitar la propagación de la Covid-19, una elevada cantidad de edificios se cerraron total o parcialmente. Actualmente en España continúan teletrabajando casi tres millones de personas, y en diciembre de 2020 el stock de oficinas disponibles se había incrementado en un 22,4% respecto al año anterior .

Como consecuencia, las instalaciones sanitarias de estos inmuebles no se han utilizado o únicamente se les ha dado un uso parcial, lo que puede afectar a la calidad del agua potable y aumentar el riesgo de proliferación de legionela.

Ante el avance de la vacunación y el posible retorno paulatino de los empleados a las oficinas, Aliaxis ha dado a conocer una serie de mejores prácticas que empleadores y propietarios pueden implementar para poner en funcionamiento la instalación sanitaria de los centros de trabajo, con el fin de minimizar los riesgos para la salud de trabajadores y público en general.

Desde Aliaxis se reitera la importancia de la puesta a punto de las instalaciones, ya que, tal y como explican los ingenieros B. Bleys y K. Dinne del BBRI, "cuando el agua permanece estancada en las tuberías durante cierto tiempo, además de absorber sustancias como el plomo, hierro, zinc o cobre, se forma una biopelícula en la pared interior de las mismas, un medio favorable para la proliferación de bacterias. No hay que olvidar que la legionela es una bacteria que se encuentra presente en distintos sistemas de agua potable, y, cuando se reúnen las condiciones propicias para que prolifere, empieza a multiplicarse. Uno de los factores que promueven dicha proliferación es el agua estancada de grifos poco utilizados".

En esta línea, el protocolo de procedimiento recomendado por Aliaxis para reanudar los servicios de instalaciones sanitarias tras periodos de inactividad de manera segura recoge tres sencillos pasos para evitar la existencia de bacterias o sustancias como plomo, hierro, zinc o cobre:

1. Limpiar las tuberías de agua fría: se deben abrir completamente los grifos y dejar que corra el agua hasta alcanzar una temperatura estable del agua fría. La compañía recomienda que se abran primero los grifos más alejados de la conexión de red de agua potable y, a continuación, los demás, acercándose cada vez más a la acometida del edificio.

2. Reiniciar la producción y distribución de agua caliente sanitaria (ACS) y efectuar una desinfección térmica de la misma: para ello es necesario poner en funcionamiento a 65ºC el circuito durante al menos una hora en todas las partes del circuito primario. Si existiesen circuitos secundarios, el procedimiento debería ser exactamente el mismo.

3. Limpiar las tuberías de salida de agua caliente sanitaria: tras llevar a cabo el segundo paso, se recomienda abrir todos los grifos de la instalación durante al menos tres minutos hasta conseguir 65ºC. Aunque la compañía en este caso indica que no es necesario seguir un orden de apertura, sí matiza que, para llevar a cabo esa limpieza, se mantenga la temperatura de 65ºC en el grifo, así como que el sistema de producción de agua caliente pueda atender la demanda.

Una vez reiniciada la instalación, será necesario prepararla para su uso normal. En este sentido, Aliaxis y BBRI recomiendan reducir la temperatura de producción del agua caliente sanitaria a la temperatura habitual (mínimo 60 °C) y reajustar las válvulas termostáticas. Asimismo, es conveniente tomar al menos una muestra de agua fría y de agua caliente sanitaria con el fin de comprobar que las posibles concentraciones de legionela son inferiores a 1000.
Consultar catálogo MultiformatoConsultar web de la empresa
Advertisement

LO MÁS VISTO

VIDEOS

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

56.000 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción

SUSCRÍBETE