Abrir menu
Empresa
13 May '21

Coblonal reforma un apartamento para una vida amable y familiar

El estudiado diseño interior ha logrado el equilibrio deseado para el estilo de vida familiar de sus propietarios, una pareja joven con dos niños

Una reforma integral ha convertido este apartamento en un hogar familiar, amable, fresco y luminoso. La vivienda está ubicada en el selecto barrio de La Bonanova, en la zona alta de Barcelona. El estudio Coblonal se ha encargado del proyecto de interiorismo y la construcción, realizando desde la redistribución de espacios, hasta la selección de pavimentos, revestimientos, pintura, mobiliario –en buena parte realizado a medida- y resto de elementos constructivos y de decoración.

El resultado es una vivienda de trazo contemporáneo, muy acogedora y funcional, donde todas las estancias armonizan en coherencia. El estudiado diseño interior ha logrado el equilibrio deseado para el estilo de vida familiar de sus propietarios, una pareja joven con dos niños.

Una redistribución para separar zonas de día y de noche

En la distribución original de la vivienda un exceso de tabiques, puertas y pequeñas cámaras entorpecían las necesidades y expectativas de la familia. Además, la vivienda presentaba un estado muy envejecido, lo que hacía evidente la necesidad de una reforma integral.

/b>Coblonal ha redistribuido los espacios, con el objetivo aprovechar al máximo tanto la superficie como las entradas de luz de la vivienda. Ciertas modificaciones han posibilitado separar totalmente la zona de día y la zona de noche: se ha sacado provecho del predominio del silencio en la fachada trasera para ubicar las habitaciones y de la luz natural entrante por el balcón y las ventanas de la fachada principal para situar la zona de día y social de la vivienda.

Una zona de día abierta para generar amplitud y ganar luminosidad

La sala de estar, la cocina y el comedor se articulan entorno a un pilar central que, acompañado por un mueble a media altura, distribuyen un espacio abierto pero bien parcelado en cuanto a sus funciones. De esta manera, los diferentes espacios se incluyen parcialmente los unos en los otros, englobando un solo espacio de grandes dimensiones.



La distribución abierta amplía la percepción visual del espacio. La luz natural se percibe desde cualquier punto de la cocina, el comedor o la sala de estar.

El mueble central blanco, realizado totalmente a medida, cumple una doble función: por un lado, contribuye a separar ambientes sin entorpecer el espacio ni impedir la entrada de luz; por el otro, ofrece un almacenamiento extra y complementa el mueble bajo del televisor, la isla y el mobiliario de cocina.

El encanto de algunos elementos arquitectónicos

En la zona del comedor se ha dejado media pared con los ladrillos vistos e iluminados desde una pequeña repisa de obra, rematada con un sobre de madera. También se ha rescatado el techo en bóveda catalana que había quedado escondido tras un falso techo durante décadas. Y es que "elementos que se habían considerado poco refinados en las anteriores décadas, hoy se perciben como un valor añadido para el encanto, singularidad y seña de un tipo habitual de construcción de una época y ya también de la ciudad" explican desde Coblonal.

El toque de calidez y sofisticación lo pone en la zona de estar una chimenea a gas, encastrada en la pared, que ofrece el calor y el encanto hipnótico de la llama a los habitantes de la casa. Este elemento suele ser un habitual en los proyectos residenciales, ya sea en viviendas unifamiliares o pisos urbanos, que llevan el sello de Coblonal.

Un amplio pasillo conecta la zona de día con la zona de noche

De camino a las habitaciones, a mano derecha encontramos un discreto y a la vez inmenso mueble, con la zona central abierta y estanterías en la parte superior e inferior, ocultas tras puertas blancas. Almacenamiento generoso que saca provecho de una zona de paso obligada por la estructura de la vivienda, liberando espacio para las diferentes cámaras. También cumple las funciones de amplio recibidor dado que el acceso al apartamento se hace precisamente por este punto.

Mobiliario a medida en madera envejecida para la zona de noche

La zona de noche es cálida y acogedora gracias a la utilización de mobiliario de madera envejecida, diseñado y producido por Coblonal, y de distintos elementos y texturas de tonalidades neutras. Consta de dos baños completos, tres habitaciones y un cuarto que comunica las dos habitaciones infantiles y el baño correspondiente, ampliando la zona de juegos compartidos.

En la habitación juvenil, un largo escritorio de punta a punta, con almacenamiento incorporado en cajonera y compartimentos, se ubica frente a la ventana para aprovechar al máximo la luz natural. La estructura de cama, en madera noble envejecida como el escritorio y el armario, incorpora otra supletoria y nido. El armario aislado en chapa y madera se ha convertido ya una línea de mobiliario con el sello inconfundible de Coblonal, que lo ha incorporado en otros destacados proyectos de interiorismo como los de la Casa Burés de Barcelona.

En la suite principal, de nuevo el blanco y la madera envejecida son grandes protagonistas.

La estructura de la cama parece como levitar sobre el suelo, invitando a un descanso placentero, si bien a la vez luce la consistencia y robustez de un material tan noble como es la madera.

La cómoda sigue el mismo estilo orgánico, realizada en chapa de hierro y madera, también diseñada por Coblonal. Un amplio armario encastrado en madera lacada en blanco y con los tiradores ocultos -el mismo acabado que el armario del pasillo- ofrece amplio almacenamiento y, tras las puertas centrales, espacio para un televisor. El cabezal de obra incorpora dos hornacinas con apliques que hacen la función de mesita de noche.

Baños

Los dos baños incorporan lavamanos duplicados sobre mobiliario diseñado y producido por Coblonal. El gran espejo del baño principal queda suspendido sobre un cajón de madera iluminado, que cumple a la vez las funciones de estante.

En la zona húmeda del baño de la suite llama la atención la bañera exenta, que comparte espacio con los rociadores de la ducha para el uso diario, y que se presenta como una pieza deliberadamente incluida, un elemento para disfrutar de la relajación en las mejores condiciones en el propio hogar.

En conjunto se trata de una vivienda que combina iguales dosis de funcionalidad y encanto, donde la luz fluye de punta a punta. Donde todos los elementos se disponen y transmiten un aspecto orgánico, fresco y luminoso, a la vez que contemporáneo, moderno y singular.

Imágenes: Sandra Rojo // Vídeo: Aguacate y Mango

Solicitar más información

VIDEOS

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

56.000 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción

SUSCRÍBETE