Abrir menu
Empresa
8 Jun '21

Informe Editeca: Grado de la implantación BIM en la empresa española

Desde Editeca han elaborado un informe tomando como única referencia las respuestas de las empresas encuestadas, para ayudar a estudiantes y otros profesionales del sector a conocer en detalle en qué punto se encuentra la realidad empresarial

La implantación de la metodología BIM supone un cambio de paradigma en la realización de proyectos, con esa premisa iniciamos hace unos años un estudio del empleo BIM en la empresa española con el que pretendíamos mostrar un reflejo real del estado de la metodología en nuestro país. Desde entonces hemos seguido muy de cerca las distintas fases de la implantación BIM y sus consecuencias en la situación laboral.

La entrada en vigor en 2018 de la Ley de Contratos del Sector Público 9/2017, sentó las bases para permitir a los organismos públicos requerir el uso de la metodología BIM en licitaciones públicas mediante su inclusión en el propio pliego. Sin embargo, han pasado casi 3 años desde entonces y seguimos sin ver un cambio radical en nuestra realidad laboral.

Pasado este tiempo, y ahora inmersos en un proceso de recuperación económica sin precedentes por la coyuntura que ha quedado tras la pandemia, nos hemos propuesto retomar este estudio para ver qué ha cambiado desde 2018, valorar en qué fase de implantación BIM se encuentran las empresas y responder a una serie de preguntas sobre esta nueva realidad que nos prometía el BIM.

Para esta segunda entrega de nuestro estudio, volvemos a entrevistar a más de 100 empresas españolas del sector, con cuyos testimonios pretendemos mostrar una representación realista de la situación del empleo BIM en 2021. Hemos elaborado este informe tomando como única referencia las respuestas de las empresas encuestadas, por ello no pretendemos dictar sentencia en nuestras conclusiones, sino ayudar a estudiantes y otros profesionales del sector a conocer un poco más en detalle en qué punto se encuentra la realidad empresarial.

Hemos tomado como muestra 100 empresas de las cuales:

31% Empresas arquitectura- 23% Constructoras - 23% IngenieríaS – 12% Estudios
de interiorismo - 11% otras empresas del sector
¿Qué porcentaje de vuestros proyectos se realizan en BIM?

Pocos o ninguno 40%; 22,5%. Entre 20 y 50%: 22,5%, Entre 50 y 70%: 22,5%, Más de un 70% el 10% de los encuestados
Los resultados de esta primera pregunta nos responden a una de las grandes interrogantes del estudio, el BIM es una realidad en España, sí, pero no en el día a día de la mayoría de las empresas. El 40% de las empresas encuestadas han confirmado que a día de hoy realizan pocos o ningún proyecto en BIM, por lo que el cambio de paradigma del que hablamos al inicio es aún una utopía en su caso.

Para el 22,5% de las empresas sus proyectos BIM alcanzan solo entre el 20% y el 50% de sus trabajos. El resto se siguen realizando en metodologías tradicionales. También un 22,5% de las organizaciones afirman que entre el 50 y el 70% de sus proyectos son en BIM. Solo un 10% de las encuestadas sí reconocen que más del 70% de sus proyectos se realizan en BIM.

Si atendemos al resultado de estas encuestas vemos que esa transición del CAD al BIM en estas empresas no ha sido tan rápido e inminente como se esperaba, sin embargo, podemos afirmar que la implantación BIM no ha dejado de crecer. Pero ¿cuánto hemos avanzado estos años?

Comparando las cifras con las de hace 3 años vemos como no solo ha crecido el número de empresas que realizan la mayoría de sus proyectos en BIM, también las empresas más reticentes al cambio están dando pequeños pasos para implementar la metodología en fases más tempranas de sus proyectos.

En paralelo a esta situación, cada vez hay más profesionales que optan por empezar a formarse en BIM en mayor o menor medida. La existencia de estos nuevos profesionales y su cercana incorporación al mundo laboral aportará nuevas respuestas a las empresas que también deben adaptarse al conocimiento de sus talentos.

¿Qué porcentaje de vuestra plantilla trabaja con proyectos BIM?

Pocos o ninguno 42,5%; más de un 20% un 27,5% más de un 50% el 15% y más de un 70% el 15%
Teniendo en cuenta los resultados de la primera pregunta en la que medimos la cantidad de proyectos BIM, resulta evidente que al no tener suficientes proyectos BIM, las empresas no ven necesidad de formar a la totalidad de sus empleados y menos aún de aumentar la contratación de este tipo de perfiles.

Las empresas encuestadas afirman que el 42,5% de sus empleados trabajan en pocos o ningún proyecto BIM. Por su parte, un 27,5% confirma que sus profesionales desarrollan un 20% de sus proyectos en BIM, un 15% de las empresas sí asegura que más del 50% de los proyectos en los que trabajan sus profesionales son en BIM. Por último, un 15% afirma que el 70% de sus empleados trabajan en BIM.

Todo apunta a que, al menos hasta que BIM se encuentre asentado al 100% en el sector en nuestro país, la demanda de profesionales continuará creciendo, aunque no lo hará a la velocidad deseada.

¿Qué porcentaje de vuestros profesionales tienen conocimientos BIM?

Un 42,5% de las empresas contestan que pocos de sus profesionales tienen algún conocimiento BIM, un 17,5% responde que más de la mitad de su plantilla tiene conocimientos BIM, para un 17,5% el 30% de sus empleados están formados en BIM, un 12,5% confirma que casi toda su plantilla tiene conocimientos BIM, sin embargo, un 10% responde que, aunque su plantilla tiene conocimientos, estos no son suficientes para trabajar en BIM.

Llegados a este punto, ya estamos cansados de escuchar que la transición del CAD al BIM es un paso obligatorio para las empresas sector AECO, pero ¿qué ocurre una vez tomada esa decisión inicial? Los profesionales cambian de software pero este cambio también modifica todos sus procesos y lleva implícita una nueva estrategia de trabajo y colaboración entre agentes.

La transición al BIM va mucho más allá de un cambio de software, procesos, estrategias e incluso de la formación de la plantilla en unos programas completos, pasa por un cambio de mentalidad y también por profesionales que en algunos casos son reticentes al cambio.

Los resultados de la encuesta también nos hablan de plantillas que, aunque tienen formación BIM no son capaces de abarcar todas las fases de vida de un proyecto por lo que además de la ralentización que supone el no tener proyectos en BIM y no tener unos estándares y procedimientos fijados, se suma el no contar con profesionales capaces de desarrollar el 100% de los proyectos en BIM.

¿Se espera un crecimiento de proyectos BIM en 2021?

texto que quieras

Un 32,5% responde que es pronto para saberlo. 25% tiene unas previsiones similares a las de 2020. Un 25% confirma que tiene previsiones de desarrollar más proyectos en BIM en 2021. Un 12,5% espera tener más proyectos BIM y contratar más profesionales BIM.

En este sentido los datos son esperanzadores. A pesar de la situación actual, el crecimiento del BIM no ha desacelerado drásticamente. En 2021 las empresas esperan desarrollar más proyectos en BIM, proyectos cada vez más complejos y diversos por lo que demandarán más profesionales y con mayor formación.

Atendiendo a las cifras de estas dos fases del estudio vemos que uno de los principales factores que frenan el avance de la implantación BIM en España es que el sector de la construcción en nuestro país está constituido especialmente por empresas pequeñas en las que el paso al BIM supone un gasto algunas veces inasumible para ellas.

¿Hacia dónde se dirige el sector? La opinión de Editeca

Tras valorar los resultados del estudio, desde Editeca observan con preocupación las diferentes velocidades en el nivel de implantación BIM en las empresas del sector AECO en España, lo que provoca una mayor brecha entre las organizaciones que ya han dado el paso y las que están a la espera o apenas comienzan su camino.

Esta distancia queda patente cuando por un lado encontramos pequeñas empresas que incluso siguen trabajando en 2D y por el otro, grandes multinacionales y empresas innovadoras que no solo trabajan desde hace años en BIM, sino que ya están aplicando muchas nuevas tecnologías en sus proyectos.

Por poner algunos ejemplos del nivel tecnológico que pueden llegar a alcanzar, estas organizaciones son capaces de realizar sus modelos en 3D por nube de puntos con drones, utilizar BlockChain y Smart-Contracts para asegurar la trazabilidad en obra o aplicar en sus proyectos desde programación hasta incluso experiencias inmersivas.

Pero ni mucho menos esto es cuestión de ser una mera moda: estas tecnologías aumentan la eficacia de los equipos de trabajo y disminuyen los costes de proyecto (principalmente en tiempo dedicado). Y es aquí donde las empresas más rezagadas en su nivel de implantación BIM deben poner el foco.

Si saben que sus recursos son más escasos, tendrían que optimizarlos al máximo formando a sus plantillas en estas nuevas tecnologías y abrazando el BIM antes de que la brecha sea pueda ser algo insalvable.

VIDEOS

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

56.000 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción

SUSCRÍBETE