Abrir menu
Novedad
20 Oct '21

Grupsa sigue pensando en los sistemas de apertura del futuro proporcionando los últimos modelos contactless

La empresa ofrece los nuevos modelos de apertura sin contacto para puertas automáticas para entornos hospitalarios o para los accesos a edificios, que permiten reducir contagios y ofrecer un modelo sofisticado de paso para usuarios

La pandemia producida por el virus de la COVID19 ha impactado enormemente en el sector de las puertas automáticas, ya que exige establecer sistemas de apertura que garanticen la seguridad de los usuarios en materia sanitaria. La nueva tecnología sin contacto, gracias a los dispositivos contactless, es la última revolución tecnológica de los sistemas de puertas automáticas ya que es una medida muy efectiva, no sólo para reducir contagios, sino para ofrecer un nuevo modelo de acceso que ofrece a los usuarios una fórmula de entrada más elegante y sofisticada.

Los dispositivos contactless tienen un mecanismo sencillo: evitar cualquier tipo de manipulación o contacto por parte de los usuarios, por lo que se evita la diseminación de patógenos. Además, sus usos son más amplios del sector hospitalario, es decir, en las puertas herméticas de acceso a quirófanos o en la zona de cuidados intensivos: los nuevos dispositivos contactless están diseñados para las puertas giratorias de acceso a hoteles, en las puertas automáticas de edificios institucionales o museos o para las puertas oscilobatientes en los pasillos del transporte público. Además, estos dispositivos permitirán un ahorro energético aumentando la eficiencia energética al mantener la puerta cerrada y la temperatura interior del edificio, ya que la puerta sólo se ejecutará cuando un usuario requiera la entrada o la salida.

Grupsa, como empresa líder en el diseño y fabricación de puertas automáticas de última vanguardia, sigue pensando en los sistemas de apertura del futuro proporcionando los últimos modelos contactless que minimicen el contacto y mejoren la confortabilidad y la seguridad del usuario. Para ello, disponen de sensores de proximidad, que permiten la apertura mediante la aproximación de la mano del usuario, sin necesidad de tocar el dispositivo ni la puerta; o los detectores de movimiento, radares que detecten la presencia o acercamiento de un usuario, realizando una apertura elegante y diseño. Además, estos dispositivos aumentan la seguridad de las personas ya que mantienen la apertura o evitan su cierre mientras detectan que el usuario sigue realizando el paso en el ámbito de la puerta.

Todos sus sistemas de accesos contactless disponen de una larga vida útil, que podrá ser ampliado mediante revisiones de mantenimiento preventivo por los servicios SAT de Grupsa. Sus técnicos detectarán y mejoraran su puerta automática para evitar las posibles averías derivadas de su uso con recambios de piezas originales con garantía de calidad Grupsa o podrán instalar nuevos sistemas contactless en puertas automáticas ya instaladas que requieran mejorar su seguridad.

VIDEOS

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

56.000 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción

SUSCRÍBETE