Abrir menu
Empresa
28 Oct '21

AIPEX recomienda el uso del XPS para lograr los objetivos de reducción de demanda de la energía

El Real Decreto que regula los programas de ayuda a la rehabilitación establece como requisito una reducción de la demanda de energía del edificio para acceder a las ayudas

El parque edificado español es altamente ineficiente. Según datos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), el 81% de los inmuebles tienen una calificación energética E, F o G en términos de emisiones, aumentando este porcentaje hasta el 84% si hablamos de consumo de energía. Para paliar esta situación, impulsar la transición hacia una economía más sostenible y circular, y cumplir con los objetivos marcados por Europa en la lucha contra el cambio climático, el Gobierno ha aprobado el Real Decreto que ponen en marcha el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, cuyo componente 2 tiene como fin activar la "Ola de Renovación" (Renovation Wave) en España.

Esta norma, que prevé una inversión inicial para el año 2021 de 1.151 millones de euros, establece seis programas diferentes de actuaciones: nivel barrio, edificio, vivienda particular, oficina, proyecto o libro del edificio y alquiler social con criterios de eficiencia energética. En los tres primeros casos, barrio, edificio y vivienda, entre los requisitos fijados para la concesión de las ayudas está la disminución de la demandad de energía global de la calefacción y/o refrigeración de la vivienda. Así, para actuaciones a nivel barrio o edificio, el Real Decreto establece que el ahorro energético debe de ser, mínimo, del 35% para inmuebles situados en las zonas climáticas D y E, y del 25% para aquellos edificios de la zona C. La cuantía de las ayudas variará del 40% al 80% –si se consigue una reducción de la demanda superior al 60%–. En el caso de viviendas particulares, la norma habla de una reducción de la demanda anual del 7% en climatización o del 30% en el caso de la energía primaria no renovable, con ayudas de hasta el 40%. Asimismo, se contemplan de manera específica aquellas actuaciones para modificar o mejorar la envolvente térmica del edificio, con el objetivo de adecuar sus valores límites de transmitancia.

Desde AIPEX, Asociación Ibérica del Poliestireno Extruido, celebran la aprobación de esta norma "con la que esperamos que despegue el sector de la rehabilitación en España", afirma su secretario General, Mario Serrano. "Estos años hemos podido detectar un tímido crecimiento del sector, cercano al 10% según los datos que analizamos durante el proceso de participación abierto por la actualización de la ERESSE 2020. Sin embargo, el ritmo sigue siendo notablemente inferior al de los países de nuestro entorno. Con el estímulo necesario –hablamos de fondos– esperamos que, esta vez sí, se produzca la ansiada transformación del sector hacia criterios de eficiencia y circularidad".

La asociación también recuerda que mediante las actuaciones de mejora de la envolvente del edificio se pueden lograr ahorros de energía cercanos al 75%, superando los mínimos establecidos en el Real Decreto para la concesión de las ayudas. En este sentido, AIPEX pone en valor la aportación del poliestireno extruido, como una de las mejores soluciones a la hora de aislar la vivienda para reducir el consumo de energía y emisiones en rehabilitación. "La base del ahorro energético está en conseguir la reducción de la demanda de energía del edificio y será́ más eficiente si se incide en aquel aspecto que más gasto genera, que es la climatización", explica Mario Serrano. "Mediante la instalación del aislamiento térmico, XPS, se logra mejorar la eficiencia energética, reducir los puentes térmicos y eliminar el riesgo de condensaciones, al tiempo que se produce un importante ahorro en climatización".

En este sentido, Serrano también destaca los valores del XPS como el material aislante idóneo para llevar a cabo este tipo de actuaciones de rehabilitación de la envolvente, "ya que es capaz de aportar a la sostenibilidad del edificio. El poliestireno extruido es un material que contribuye a la economía circular, ya que es reciclado –en su composición se emplea un alto porcentaje de material reciclado–y reciclable al término de la vida útil del inmueble. Además, permite mejorar el comportamiento energético del edificio, ya que evita el gasto innecesario en climatización. En términos de salud, gracias a su excelente comportamiento ante el agua, previene la aparición de patologías asociadas a la lluvia, la humedad o los ciclos de hielo y deshielo. El XPS es un material resistente, duradero y de fácil instalación", concluye.

Para poner en valor el empleo del XPS, la Asociación está llevando a cabo una serie de actuaciones como la edición del libro Arquitectura con XPS, 10 obras de referencia con poliestireno extruido (XPS), así como la puesta en marcha de acciones formativas, como las desarrolladas junto a Propamsa y la Fundación Laboral de la Construcción.

VIDEOS

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

56.000 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción

SUSCRÍBETE