×

Productos

    Abrir menu
    Empresa
    4 Abr '22

    ¿Quieres saber que tipos de suelo vinílico existen y las posibilidades que te ofrecen? ¡Dune te lo cuenta!

    A la hora de elegir un suelo vínílico, hay que tener en cuenta varios factores para poder elegir el que mejor se adapta a las necesidades de uso, espacio y colocación

    Cada vez más, los proyectos de interiorismo buscan dar respuesta rápida a las necesidades de los clientes. Así mismo, también se busca ofrecer soluciones que cumplan con las expectativas de los usuarios sin perder de vista las últimas tendencias. De igual modo, cada vez son más personas las que desean crear un espacio de revista sin tener que embarcarse en largos periodos de obras. Por todo ello, a la hora de renovar el pavimento o de instalar una solución fácil y rápida los suelos vinílicos son una opción muy recomendada. ¿Quieres saber que tipos de suelo vinílico existen y las posibilidades que te ofrecen? ¡Dune te lo cuenta!

    Qué es el suelo vinílico y qué tipos de piso vinílico existen

    El suelo vinílico es un pavimento formado por un núcleo de polímero elaborado, principalmente, a partir de PVC. Cabe mencionar que si el suelo vinílico está elaborado con policloruro de vinilo (PVC) puro, se denominan comúnmente como suelo de vinilo (LVT), mientras que si el suelo de vinilo es una combinación de PVC y madera, es conocido como WPC. También hay que indicar que si está elaborado a partir de PVC y piedra (carbonato cálcico) se conoce como SPC.

    Este tipo de pavimento es perfecto para zonas que necesitan un fácil mantenimiento y una limpieza frecuente, como por ejemplo bares, cafeterías o colegios. Para estancias de la casa como el baño, cocina o salón, este tipo de suelos nos permite dar un cambio radical a la estética de cada espacio sin tener que hacer grandes obras.

    ¿Cuál es el mejor suelo vínilico según la estancia de la casa?

    A la hora de elegir un suelo vínílico, hay que tener en cuenta varios factores para poder elegir el que mejor se adapta a las necesidades de uso, espacio y colocación.

    Según el formato del suelo vinílico

    - Piezas estándar: destaca el formato de lama (piezas longitudinales que imitan las tablas de madera) o loseta (formato cuadrado o rectangular que imita las baldosas cerámicas).

    - Rollo: es una opción a medida. Los rollos se adquieren al corte según la necesidad del proyecto.

    Según el uso y lugar de instalación

    Los suelos vinílicos son aptos para cualquier estancia de la casa, de ahí su gran versatilidad. Pese a ello, hay que tener en cuenta que no todas las estancias de la casa son iguales ni sufren el mismo desgaste y, por ello, hay que tenerlo en cuenta a la hora de elegir qué suelo poner en cada espacio.

    De este modo, la cocina y el baño son los espacios que requieren un suelo más resistente por su limpieza diaria y su exposición a agua y vapor. También hay que tener en cuenta que, el tráfico de personas no es el mismo en el salón que en los dormitorios. Todos estos aspectos hay que valorarlos para elegir qué suelo se instala.

    Según el método de instalación

    Los suelos vinílicos suelen tener una fácil colocación y sustitución. Según el sistema que se use para colocarlos, hay varios tipos.

    - Autoadhesivo: suelo vinílico autoadhesivo que se adhiere a la superficie. El propio suelo trae incorporado el adhesivo para facilitar su colocación.

    - En clic: las piezas cuentan con sistema de clic y, a base de ranuras y lengüetas similares al suelo laminado, se van encajando unas con otras sin adhesivos ni ningún tipo de mecanismos de unión. Este es el sistema de mejor colocación, además que no deja ningún tipo de residuo cuando se elimina.

    - Encolado: este tipo de suelo vinílico se coloca sobre el pavimento, pero necesita un adhesivo específico para colocarse.

    - Autoportante: sistema de instalación sin clic ni adhesivo. La fijación al suelo se hace a partir del propio peso y características del suelo. No requiere apenas preparación del suelo, ya que las zonas no niveladas quedan cubiertas gracias a las características del propio suelo. Es rápido de sustituir y reemplazar, lo cual facilita futuras renovaciones.

    Ventajas de los suelos vinílicos

    Los suelos vínílicos presentan una serie de ventajas para tu días a día. En concreto, si optas por este tipo de pavimento, disfrutarás de las siguientes ventajas:

    - Durabilidad: su composición favorece su mantenimiento y durabilidad en el tiempo.
    - Facilidad de instalación: como hemos visto anteriormente, colocar un suelo vinílico como pavimento de una estancia es fácil y rápido.
    - Rapidez en la limpieza: limpiar el suelo nunca será tan rápido y eficaz. Basta con productos no abrasivos, como jabón neutro y agua,
    - Resistencia a las zonas de agua y de vapor: son piezas impermeables que no dejen que traspasen los líquidos y, por ello, son aptas para toda la casa.
    - Infinitas posibilidades de diseño: si hay algo que caracteriza a los suelos vinílicos es que todos los diseños que puedas imaginar se pueden convertir en pavimento de una casa.

    Tendencias en los suelos vinílicos

    Desde Dune y siempre siguiendo las últimas tendencias en suelos vinílicos han desarrollado la serie Click&Floor, innovadores pavimentos vinílicos rígidos con efecto madera. Este tipo de suelos vinílicos son resistentes, fáciles de instalar y aptos para cualquier estancia del hogar, incluídos los baños y las cocinas.

    Su núcleo a base mineral y su capa de protección aportan unas prestaciones de resistencia y estabilidad muy superiores a las del vinilo estándar LVT, ofreciendo múltiples ventajas:

    - Ofrece un aspecto natural.
    - Apto para toda la casa.
    - Apto para suelo radiante.
    - Apto para mascotas.
    - Reducción acústica.
    - Impermeable y ultra resistente.
    - Estable al calor y a la luz solar.
    - Fácil limpieza.

    ¿Por qué elegir Click&Floor?

    La respuesta es muy sencilla:

    Es fácil y práctico de instalar y se puede colocar sobre la mayoría de suelos sin apenas preparación. Su sistema de clic hermético refuerza la unión entre lamas, permitiendo una instalación rápida y segura. Además, es fácil de mantener y de limpiar con aspiradores o productos convencionales. Es la solución perfecta para reformas rápidas de
    hogares y locales comerciales, sin suciedad ni ruidos molestos. Se coloca y ya está listo para usar.

    Asimismo, es resistente frente a cambios de temperatura y la luz solar. Su núcleo rígido no transfiere las pequeñas imperfecciones del subsuelo y su capa de desgaste lo protege contra las marcas de muebles pesados y los arañazos. Por este motivo, es un suelo ideal para hogares con mascotas.

    El suelo Click&Floor es perfecto para andar descalzo. Cálido y agradable como la madera natural y, al mismo tiempo, técnico y silencioso gracias a su aislamiento acústico. Además, es compatible con los sistemas de suelo radiante.

    Para completar, este suelo vinílico rígido es antibacteriano y libre de plásticos nocivos, por tanto, es un suelo seguro para toda la familia y para el planeta. Es 100% reciclable y sostenible. Además, si cambias de casa, lo puedes reutilizar fácilmente ya que, al no llevar adhesivos, se puede quitar y poner fácilmente.

    Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
    Aceptar
    X

    Suscríbete!

    56.000 usuarios

    ya reciben toda la actualidad de la
    Arquitectura, Ingeniería y Construcción

    SUSCRÍBETE