×

Productos

    Abrir menu
    Empresa
    26 Ago '22

    La rehabilitación de edificios permite un ahorro energético de más del 55% y un ahorro anual en la calefacción del 58,42%

    Así lo demuestra un estudio realizado por la Universidad de Zaragoza con la colaboración de Zaragoza Vivienda y ROCKWOOL en el barrio Balsas Ebro Viejo de Zaragoza

    ROCKWOOL, compañía líder en aislamiento sostenible de lana de roca, ha realizado un análisis comparativo en la ciudad de Zaragoza, concretamente en el barrio de Balsas de Ebro Viejo, entre dos edificios construidos en los años de posguerra (1950-1970), idénticos en su construcción y ubicación, con la única diferencia que uno de ellos ha sido rehabilitado y el otro no. A lo largo de un año, se ha monitorizado el consumo eléctrico y de gas, tanto para la calefacción como para el aire acondicionado, así como la temperatura y las humedades en el interior y exterior de 3 viviendas: 2 situadas en el edificio rehabilitado y la tercera situada en el edificio no rehabilitado, todas ellas con perfiles de uso y ocupación similares.

    La rehabilitación ha consistido en la incorporación de un aislamiento de lana de roca en la fachada, sustitución y mejora de las carpinterías, eliminación de los puentes térmicos y supresión de las barreras arquitectónicas, mediante la colocación de un ascensor.

    Como nos explica Miguel Ángel Gallardo, Business Unit Director de ROCKWOOL Peninsular, "gracias a estos estudios comparativos podemos demostrar los beneficios que aporta la rehabilitación de edificios, no solo desde un punto de vista de ahorro energético, sino también en la mejora de la calidad de vida de las personas en sus hogares. Continúa, "así ha ocurrido en Zaragoza, donde los resultados de la monitorización han ayudado a optimizar las soluciones constructivas a utilizar. Dichas soluciones constructivas ya se están aplicando en las nuevas obras de rehabilitación que se están llevando a cabo en Balsas de Ebro Viejo, aportando una mejora significativa en eficiencia térmica y confort".

    Una rehabilitación que ha puesto en evidencia las ventajas de la rehabilitación energética

    La rehabilitación ha contado con la instalación del Sistema REDArt de ROCKWOOL, un sistema de aislamiento térmico exterior con lana de roca, que aporta seguridad contra incendios, confort acústico, durabilidad y sostenibilidad a los edificios. Tras el análisis de los resultados, las principales ventajas demostradas de rehabilitar energéticamente un edificio han sido que, las viviendas presentan un mayor confort térmico manteniendo una estabilidad de temperatura interior a lo largo de todo el año. Así, se ha conseguido un ahorro global en el consumo energético de más del 55% y, además, se ha conseguido una mejora en la calidad de vida de las personas que viven en el inmueble, ya que las viviendas rehabilitadas mantienen una estabilidad en las temperaturas interiores durante todo el año.

    Además, se ha comprobado que las inversiones económicas realizadas en la mejora energética del edificio rehabilitado son muy eficaces, ya que permiten un ahorro medio anual de la calefacción en un 58,42%. Aunque ambos edificios experimentan la misma temperatura exterior, la vivienda del edificio no rehabilitado tiene una velocidad media de enfriamiento del 2.21 veces más rápida que las del edificio rehabilitado, en el que el confort térmico se mantiene durante más tiempo.

    La llegada de los Fondos Europeos impulsará la rehabilitación energética de los edificios

    Actualmente, más de la mitad de los hogares españoles tiene más de 40 años, lo que pone de manifiesto la necesidad de adaptarlo a las nuevas necesidades de nuestra sociedad. La rehabilitación del parque inmobiliario tendrá un impacto positivo tanto desde el punto de vista medioambiental como también en el confort y salubridad de los edificios, así como desde el punto de vista social, pudiendo aliviar problemas como la pobreza energética.

    Este año, la llegada de los Fondos Europeos repartirá casi 7.000 millones de euros en la rehabilitación energética de edificios, 3.400 de los cuales irán destinados a las viviendas. Esta inyección económica, en forma de subvenciones, debe movilizar inversiones privadas que reduzcan el consumo de energía en edificios.

    Así pues, la rehabilitación de edificios está estrictamente ligada con la reducción del consumo energético. Para conseguirlo, los expertos explican que es necesario escoger un buen aislamiento, como la lana de roca. Este material sostenible y reciclable ayuda a reducir hasta en un 70% los costes energéticos. Esto es debido a que la lana de roca mantiene una temperatura óptima y constante, sean cuales sean las condiciones climáticas del exterior, ya que funciona como protector en la construcción, minimizando las fugas de calor, y eliminando los picos de temperatura. La rehabilitación energética de nuestros edificios se ha convertido en una necesidad: ni nuestras economías ni nuestro planeta se pueden permitir continuar malgastando energía.
    Advertisement

    VIDEOS

    ×
    Filtros
    Visualizar en modo Cuadrícula Visualizar en modo Listado
    anterior
    página de
    siguiente
    Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
    Aceptar
    X

    Suscríbete!

    56.000 usuarios

    ya reciben toda la actualidad de la
    Arquitectura, Ingeniería y Construcción

    SUSCRÍBETE