Empresa
27 Oct '16

SATE el sistema de aislamiento térmico líder en EUROPA

Es un revestimiento de fachadas que optimiza las prestaciones térmicas del edificio, mejora sus condiciones de confort y habitabilidad y reduce los consumos energéticos de calefacción y aire acondicionado

El SATE (Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterio) permite obtener prestaciones energéticas óptimas en cualquier tipo de edifico, desde los edificios de bajo consumo, a los pasivos y a los que producen más energia de la que gastan.Sin embargo, para que el SATE sea verdaderamente eficaz y duradero, es indispensable que esté compuesto por elementos de alta calidad, certificados como sistema e instalado correctamente.

ANFAPA, con su continua actividad de investigación y formación, divulga en España la cultura del SATE de calidad.

El SATE en EUROPA:
En 2007 el Consejo Europeo definió los objetivos de ahorro energético para tutelar el medio ambiente, estos fueron muy ambiciosos y se fijaron para el 2020, como contribución de Europa en la lucha global contra el cambio climático. Actualmente con los datos conocidos, se puede constatar que estos objetivos seran muy dificiles de alcanzar.

Para poder ajustarnos a los compromisos, tendremos que acelerar e intensificar los esfuerzos para reducir los consumos energéticos. El potencial más grande, en este sentido está en los edificios residenciales* que, segun los datos de EUROSTAT del 2008, representan el 40% de los consumos energéticos totales.

*Datos sobre la rehabilitación de los edificios residenciales en Europa

La directiva europea (EPBD, 2010/31/EU) subraya el papel clave de los edificios residenciales para obtener los objetivos de ahorro energético, para ello las autoridades nacionales deben establecer una serie de requisitos mínimos de eficiencia energética que permitan alcanzar unos niveles óptimos en términos de costes, estos requisitos deben ser revisados cada cinco años.

Requisitos mínimos de eficiencia energética

Los Estados tomarán las medidas necesarias que garanticen el establecimiento de unos requisitos mínimos de eficiencia energética de los edificios o unidades de estos con el fin de alcanzar niveles óptimos de rentabilidad.

Asimismo, adoptarán las medidas necesarias para garantizar que cuando se proceda a la sustitución o mejora de los elementos de un edificio que integren su envolvente y que repercutan de manera significativa en la eficiencia energética de dicha envolvente, se fijen unos requisitos mínimos de eficiencia energética para ellos, con el fin de alcanzar unos niveles óptimos de rentabilidad.

Estos requisitos deberán tener en cuenta las condiciones ambientales generales interiores, para evitar posibles efectos negativos, como una ventilación inadecuada, así como las particularidades locales, el uso a que se destine el edificio y su antigüedad.

No se exigirá que establezcan unos requisitos mínimos de eficiencia energética cuando no resulten rentables a lo largo del ciclo de vida útil estimada del edificio.

Los Estados pueden no establecer o aplicar los requisitos mínimos de eficiencia energética a los siguientes edificios:

a) Edificios protegidos oficialmente por ser parte de un entorno declarado o en razón de su particular valor arquitectónico o histórico, en la medida en que el cumplimiento de determinados requisitos mínimos de eficiencia energética pudiese alterar de manera inaceptable su carácter o aspecto;

b) Edificios utilizados como lugares de culto y para actividades religiosas;

c) Construcciones provisionales con un plazo de utilización igual o inferior a dos años, instalaciones industriales, talleres y edificios agrícolas no residenciales de baja demanda energética y edificios agrícolas no residenciales que estén siendo utilizados por un sector cubierto por un acuerdo nacional sectorial sobre eficiencia energética;

d) Edificios de viviendas utilizados, o destinados a ser utilizados, bien durante menos de cuatro meses al año, o bien durante un tiempo limitado al año y con un consumo previsto de energía inferior al 25 % de lo que resultaría de su utilización durante todo el año;

e) Edificios independientes con una superficie útil total inferior a 50 m2.

La Comisión es la responsable de establecer la metodología empleada para calcular los niveles de coste óptimos para los requisitos de eficiencia energética.

Los edificios nuevos deben cumplir los requisitos mínimos e incluir instalaciones energéticas alternativas de alta eficiencia. Los nuevos edificios que estén ocupados y sean propiedad de autoridades públicas deben alcanzar un consumo de energía casi nulo hasta el 31 de diciembre de 2018, un plazo que se amplía en dos años (2020) para el resto de edificios nuevos.

Los edificios existentes en los que se hagan reformas importantes deberán mejorar su eficiencia energética para cumplir los requisitos de la UE.

Las autoridades nacionales cuentan con un sistema de certificación de la eficiencia energética. Los certificados ofrecen información a los posibles compradores o arrendatarios sobre la calificación energética de un edificio, así como recomendaciones para la mejora de los niveles rentables. Deben incluirse en todos los anuncios publicitarios que aparezcan en los medios de comunicación cuando un edificio o unidad de un edificio se ponga a la venta o en alquiler.

Las autoridades nacionales deben asegurarse de poner en marcha programas de inspección de las instalaciones de calefacción y aire acondicionado.

La Comisión evaluará los progresos realizados hasta el 1 de enero de 2017 en cuanto a los objetivos de eficiencia energética y planteará nuevas propuestas si lo considera oportuno.

La trasposición de la obligación de que todos los edificios construidos desde el 31 de diciembre de 2020 (2018 para los ocupados y de titularidad pública) sean edificios de consumo de energía casi nulo, y la determinación de que los requisitos a satisfacer serán los que en ese momento determine el Código Técnico de la Edificación

Aplicación de m2 de SATE en Europa en 2015
El nuevo plan energético redactado en el 2015 reconoce como la medida más eficaz para reducir los consumos y las emisiones de CO2 en Europa, la mejora energética de los edificios residenciales.

Conseguir los objetivos de este plan tendrá efectos notables:

- Ahorrar hasta 1.000€ al año por familia.
- Mejorar la competitividad industrial europea.
- Generar hasta 2 millones de nuevos puesto de trabajo.
- Reducir la emision de gases de efecto invernadero en 740 mill. Toneladas año
- Reducir la dependencia energetica de Europa.
Solicitar más informaciónConsultar web de la empresa

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

42.500 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción