Abrir menu
Empresa
3 Mar '22

Sorigué implementa sensores de alta tecnología en tres estructuras de la ACA

Tres torres de ruptura de carga del Colector de Salmueras de la cuenca del río Llobregat, emiten datos sobre la corrosión de sus estructuras de hormigón mediante el sistema Corrochip, instalado por Sorigué y desarrollado por Witeklab

Gracias al trabajo conjunto entre Witeklab y Sorigué, la red de canalizaciones del Colector de Salmueras de la Agencia Catalana del Agua (ACA) cuenta con Corrochip, un sistema de detección y evaluación de procesos de corrosión en estructuras de hormigón.

Responsable de canalizar las salmueras provenientes de las minas de sal de los municipios de Cardona y Sallent, el colector cuenta con tres torres de ruptura de carga que han sido intervenidas, pues sufren un importante proceso corrosivo debido a la naturaleza del contenido transportado, alto en cloruros. De modo que, durante los trabajos de reparación y mantenimiento de las estructuras, situadas en las poblaciones barcelonesas de El Papiol, Sant Joan Despí y El Prat del Llobregat, Sorigué ha instalado esta tecnología para alargar su vida útil, reducir los costes de mantenimiento y garantizar su seguridad.

Mediante sensores embebidos en el hormigón, Corrochip actúa como centinela detectando el momento en el que se inicia la corrosión y monitorizando el estado de las armaduras en tiempo real. El novedoso sistema envía y procesa datos en la nube, proporciona diversos parámetros físico-químicos y además, realiza una estimación de la velocidad del avance del proceso corrosivo mediante una técnica muy precisa.
Con toda esta información, es posible analizar el deterioro con un alto grado de fiabilidad y anticiparse a situaciones que comprometan la integridad de la estructura. Un diagnóstico integral que elimina la necesidad de realizar intervenciones in situ sin antes determinar la gravedad de los daños.

Esta innovadora tecnología combina el potencial de la sensórica avanzada de Witeklab con la técnica PSV-TE desarrollada por un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia. Basada en el método de extrapolación de Tafel (TE) para la detección de la corrosión, esta técnica no destructiva evita la polarización de las armaduras. Otra de las ventajas de Corrochip es su alta durabilidad ya que se calcula un tiempo de vida de al menos cien años en cualquier tipo de estructuras.

Sorigué es responsable de la explotación y el mantenimiento del colector de salmueras de la cuenca del río Llobregat. El servicio se presta en todas las instalaciones que forman parte de la infraestructura, así como en los 130 kilómetros de conducción.
Solicitar más información
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios de forma más rápida y personalizada. Al acceder y continuar navegando en esta web acepta el uso de cookies. Para más información, lea nuestra Política de cookies
Aceptar
X

Suscríbete!

56.000 usuarios

ya reciben toda la actualidad de la
Arquitectura, Ingeniería y Construcción

SUSCRÍBETE